miércoles, 14 de noviembre de 2018

La paz en Siria exige que se condene ‎internacionalmente la ideología de la ‎Hermandad Musulmana.

Varios proyectos de paz para Siria circulan actualmente en las cancillerías. Thierry ‎Meyssan observa que esos proyectos no corresponden al tipo de guerra que hemos visto ‎en la República Árabe Siria, estima que se basan en un análisis incompleto del ‎conflicto y precisa que quienes creen que con tales planes lograrán resolver ‎el problema no sólo se equivocan sino que además dejarán el camino abierto a una ‎nueva guerra. La prioridad del momento es lidiar con la cuestión ideológica.‎

                   JPEG - 19.6 KB


En Siria debería producirse próximamente un fin de las hostilidades en todo el territorio nacional, ‎exceptuando sólo las zonas ocupadas por fuerzas militares de Turquía y de Estados Unidos. ‎La prensa internacional sólo habla ahora del regreso de los refugiados, de la reconstrucción de las ‎zonas devastadas y de cómo impedir el regreso de los yihadistas europeos. ‎

Pero esos son problemas secundarios en relación con la importancia de otros dos que ‎no se mencionan en los medios de difusión. ‎
JPEG - 25.4 KB
Inmediatamente después del 11 de septiembre de 2001, el entonces ‎secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, nombró al almirante Arthur K. ‎Cebrowski director del Buró de Transformación de la Fuerza. El almirante Cebrowski enseñó ‎de inmediato su doctrina a los generales del Pentágono y extendió su enseñanza a las ‎diferentes academias militares estadounidenses. Actualmente, la doctrina Cebrowski ‎sigue siendo la principal referencia estratégica en Estados Unidos, incluso después de la ‎elección de Donald Trump. 

Terminar la guerra

Desde el año 2001, el Pentágono adoptó la doctrina del almirante Arthur Cebrowski, el director del ‎Buró de Transformación de la Fuerza, nombrado por el entonces secretario de Defensa Donald ‎Rumsfeld. ‎
Según esa doctrina, el objetivo ya no es acaparar recursos naturales para Estados Unidos sino ‎controlar el acceso de los demás países a esos recursos. Y para lograrlo es conveniente ‎mantener ahora un caos que sólo las fuerzas armadas de Estados Unidos puedan enfrentar. ‎Se trata, según la fórmula utilizada por el presidente George W. Bush, de una «guerra sin fin» ‎en la que Estados Unidos no debe perder, pero que tampoco le interesa ganar [1]. ‎
Es por eso que la guerra iniciada contra Libia se mantiene desde hace 7 años, que la guerra ‎iniciada contra Irak también se mantiene desde hace 15 años y que la guerra contra Afganistán, iniciada hace 17 años, tampoco parece tener para cuando acabar. A pesar de los discursos, esos países ‎no han recobrado la paz desde que fueron agredidos por Estados Unidos. ‎
Lo mismo sucederá con Siria mientras Estados Unidos no abandone oficialmente la doctrina ‎Cebrowski. El presidente Donald Trump había anunciado su intención de poner fin a lo que ‎llamamos «el imperialismo estadounidense» y de volver a una forma diferente de hegemonía. ‎Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos en ese sentido, no parece lograrlo. ‎
No está claro aún si el reciente anuncio del secretario de Defensa James Mattis y del secretario ‎de Estado Mike Pompeo sobre la decisión estadounidense de restaurar la paz en Yemen en ‎un plazo de 30 días debe interpretarse como el fin de una iniciativa de Arabia Saudita o como ‎el fin de la doctrina Cebrowski [2].‎

JPEG - 351.7 KB
El logo de la Hermandad Musulmana (los dos sables cruzados y el Corán ‎que se ven en esta imagen) se prohibió en Egipto debido a los crímenes cometidos ‎en nombre de la ideología de esa cofradía –exactamente como la cruz gamada, prohibida ‎en Rusia y en Europa occidental porque se asocia ese símbolo a los crímenes perpetrados ‎en nombre del nazismo. Sin embargo, en esta foto puede verse el logo de la Hermandad ‎Musulmana precisamente detrás del presidente egipcio Mohamed Morsi, sentado a la extrema ‎izquierda junto al Guía de la cofradía. Ese logo ha sido reemplazado últimamente por el gesto ‎de la mano que aquí realiza orgullosamente el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.‎

Eliminar la ideología de los yihadistas

Lo sucedido en Siria ha sido presentado como una guerra civil. Pero se trata, ‎incuestionablemente, de un conflicto ideológico. Las dos principales consignas que se oían en las ‎manifestaciones de 2011 eran:‎ ‎- «¡Alá, Siria, libertad!» (la palabra “libertad” no se refería en este caso a la libertad política, ‎como se afirmó en Occidente, sino a «libertad» de poder aplicar la sharia [3]) ‎ ‎- y «¡Los cristianos a Beirut, los alauitas a la tumba!». ‎
El conflicto es de hecho mucho más profundo de lo que parece. Aquellas consignas iniciales ‎no se oponían a la República Árabe Siria ni a su presidente, Bashar al-Assad, sino a la esencia ‎misma de la civilización siria. Se trataba de echar abajo una sociedad multiconfesional ‎sin equivalente en el mundo para imponer el modo de vida que la Hermandad Musulmana exalta. ‎
Siria es una nación en la que cada cual es libre de practicar su propia religión y sin interferir con ‎la práctica religiosa de los demás. Por ejemplo, la Gran Mezquita de los Omeyas –en Damasco, ‎la capital siria– es un santuario construido alrededor de la cabeza cercenada de San Juan Bautista ‎‎(o Juan el Bautista). Desde hace siglos, musulmanes, cristianos y judíos rezan juntos en ese lugar ‎‎ [4]. ‎ ‎
JPEG - 25.9 KB
La segunda parte del libro de Thierry Meyssan, «Ante nuestros ojos la gran farsa de las "primaveras árabes"», es hasta el ‎momento el único estudio sobre la historia internacional de la Hermandad Musulmana.

La Hermandad Musulmana no es un grupo religioso sino una cofradía política. Está organizada ‎según el modelo de las logias masónicas europeas, a las que pertenecieron varios fundadores de ‎la Hermandad Musulmana. Sus miembros militan simultáneamente en partidos políticos y en grupos yihadistas. Absolutamente todos los jefes yihadistas –desde Osama ben Laden (el jefe de ‎al-Qaeda) hasta Abu Bakr al-Baghdadi (el Califa autoproclamado del Emirato Islámico o Daesh), ‎son o fueron miembros de la Hermandad Musulmana. ‎
La ideología de la Hermandad Musulmana divide las acciones de las personas en dos categorías: ‎las acciones que –según esa cofradía– están autorizadas por Dios y las que están prohibidas por ‎el mismo Dios [5]. El resultado de esa manera de ver las cosas es una ideología que divide el mundo en servidores y enemigos de Dios y que ‎empuja a los primeros a liquidar físicamente a los otros. ‎
Esa es la ideología que profesan tanto los predicadores sauditas –aunque ahora condenan la ‎Hermandad Musulmana y han optado por apoyar a la familia real–como los gobiernos de Turquía ‎y Qatar. Esa es además la ideología cuyos resultados hemos podido ver durante la guerra ‎en Siria y también en los atentados que los yihadistas han venido perpetrando en todo el mundo, ‎incluso en suelo de las potencias occidentales. ‎
Suponiendo que Estados Unidos esté verdaderamente dispuesto a permitir el restablecimiento de ‎la paz en Siria, esa paz sólo será realmente posible si la Asamblea General de la ONU –o ‎en su defecto el Consejo de Seguridad– condena explícitamente la ideología de la Hermandad ‎Musulmana. Eso tendría como consecuencia que la paz en Siria simplificaría grandemente la ‎situación en Libia, en Irak y en Afganistán y ayudaría al debilitamiento del terrorismo ‎internacional. ‎
Es por lo tanto peligroso hablar de «amnistía general» cuando lo necesario es exponer y juzgar ‎los crímenes imputables a la ideología de la Hermandad Musulmana. Al término de la Segunda ‎Guerra Mundial, los ideólogos y apologetas del nazismo fueron juzgados y hoy habría que juzgar a ‎quienes promovieron y divulgaron la ideología de la Hermandad Musulmana. Pero habría que ‎juzgarlos no como se hizo en Nuremberg sino en el más estricto respeto del estado de derecho y ‎sin recurrir –como en Nuremberg– a la aplicación de textos retroactivos. Es importante entender ‎que no se trata de juzgar a individuos sino de entender una ideología y eliminarla por nociva. ‎
En 1945, la URSS –cuya heredera es la actual Rusia– se reconstruyó alrededor de una hazaña ‎común de los pueblos que la componían: la lucha contra la ideología racial del nazismo, o sea ‎la lucha por el principio de que todos los hombres son iguales y de que todos los pueblos ‎son dignos de respeto. Idénticamente, Siria sólo podrá reconstruirse alrededor de la lucha contra ‎la ideología de la Hermandad Musulmana, lucha basada en el principio de que todos los hombres ‎son iguales y de que todas las religiones merecen respeto. ‎
La Hermandad Musulmana tuvo en el pasado el respaldo del Reino Unido, apoyo que aún recibe ‎hoy en día [6]. Ese respaldo británico ‎hará imposible juzgar a sus líderes pero lo más importante es exponer públicamente la verdadera ‎naturaleza de sus ideas y dar a conocer los crímenes que esas ideas han provocado y siguen ‎provocando directamente. ‎

Conclusión

Al final de cualquier guerra siempre hay vencedores y vencidos. Esta guerra, en particular, ‎ha destruido gran cantidad de vidas, no sólo en Siria sino también en Francia y Bélgica, así ‎como en China y Rusia, y en muchos países más. La paz en Siria debe planearse no sólo ‎en función de las realidades locales sino también de los crímenes que los yihadistas perpetraron ‎en otros países. ‎
No podemos perder de vista que los 124 paises que se autoproclamaron «Amigos de Siria», ‎aunque han perdido esta guerra en el plano militar, actuaron a través de mercenarios y sin sufrir ‎pérdidas militares en sus propios territorios. Por consiguiente, no están dispuestos a aceptar su ‎derrota y sólo buscan esconder sus propias responsabilidades en los crímenes cometidos. ‎
Sólo habrá paz en Siria si se condena la ideología de la Hermandad Musulmana, pero sin esa ‎condena esta guerra continuará en otros países. ‎



[1The ‎Pentagon’s New Map, Thomas P. M. Barnett, Putnam Publishing Group, 2004. «El proyecto ‎militar de Estados Unidos para el mundo», por ‎Thierry Meyssan, Haïti Liberté (Haití), Red Voltaire, 22 de agosto de 2017.
[2] «Washington quiere finalizar la guerra en Yemen», Red Voltaire, 31 de octubre de 2018.
[3] La sharia es la ‎ley islámica basada en la interpretación del Corán. La Hermandad Musulmana y los grupos ‎yihadistas que se derivan de esa cofradía pretenden imponer a la sociedad una versión de la ‎‎sharia que no admite interpretaciones sino la aplicación más literal y extremista del Corán. ‎Nota de la Red Voltaire.
[4] Desde 1967, la mayoría de los judíos sirios abandonaron Siria para irse a Israel, pero numerosos ‎judíos de otros países sigue viniendo a rezar en la Gran Mezquita de los Omeyas de la capital ‎siria.
[5] Ver Ma’alim fi tarîq, de Sayyid Qutb, publicado en 1964. La versión francesa ‎se titula Jalons sur la route de l’islam, Sayyid Qutb, Ar-Rissala.

[6] Ver «Las “primaveras árabes”, como las vivió la Hermandad Musulmana», ‎segunda parte del libro De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump. Ante nuestros ‎ojos la gran farsa de las “primaveras árabes”, Thierry Meyssan, Orfila, 2017. Es el único estudio disponible actualmente ‎sobre la historia internacional de la Hermandad Musulmana.



Publicado originalmente en: Red Voltaire

lunes, 5 de noviembre de 2018

Réplica a Reconstrucción Comunista sobre Siria y Rojava.

RC


*Incluye entrevistas para profundizar en el contexto a Pablo Sapag, José Antonio Egido y Asier Blas. 


El otro día me pasaron un artículo publicado en la web “Universidad Obrera” titulado “¿Quiénes son realmente aquellos que apoyan a Al Assad en Siria?” que al parecer está escrito por la Secretaria Política del Partido Marxista‐Leninista (Reconstrucción Comunista). La idea de contestar a su texto no está tanto en convencer a la joven militancia de Reconstrucción Comunista, en adelante RC, de su error en el análisis de la situación siria y del imperialismo sino de intentar poner sobre la mesa un análisis totalmente distinto y que sirva a los que todavía no tienen una opinión bien formada sobre estos asuntos, poseer otra herramienta que les sirva para hacerse con una opinión propia. El texto de RC se divide en cuatro puntos: “Naturaleza del régimen sirio de Al Assad”, “La cuestión Kurda”, “El imperialismo ruso” y “Naturaleza de la guerra en Siria”. Vamos a comenzar por el mismo orden que usan ellos:

“Naturaleza del régimen sirio de Al Assad”

RC hace una lectura totalmente simplista llena de inexactitudes, medias verdades y mentiras directas. Se nota que quien lo ha escrito o no conoce la compleja realidad siria o no ha tenido muchas ganas de describirla. Como dice Pablo SapagSiria es posiblemente uno de los países más complejos del mundo, ya que no estamos ni ante un país musulmán, ni ante un país laico como algunos creen, estamos ante una sociedad rica y diversa con varias etnias y confesiones religiosas que trabajan y viven en un complejo marco jurídico‐político‐administrativo, que intenta dar viabilidad a uno de los Estados nacidos del proceso de descolonización ocurrido tras la Segunda Guerra Mundial. Podríamos remontarnos a los acuerdos Sykes‐Picot para hablar de que las fronteras actuales del Estado sirio que no tienen mucho que ver con lo que históricamente a sido el país de Sham (la Gran Siria histórica) o podríamos analizar lo que supuso el mandato colonial francés en Siria o incluso las tensas relaciones de Turquía (eximperio Otomano) con Siria. Pero sería alargar este texto, ya por si largo, en varias páginas más y para ello ya tenemos dos grandes libros que nos (les) ayudarían a comprender las raíces del la Guerra en Siria, uno es el de mi amigo y camarada Jose Antonio Egido “Siria es el Centro del Mundo” y el otro es del profesor Pablo Sapag“Siria en perspectiva”.
Pero vamos al grano, RC nos habla de una “dictadura, burguesa por supuesto, que lleva 40 años”, lo que RC desconocen es que, si utilizamos los parámetros occidentales burgueses que justo son los que ellos usan para afirmar tal cosa, no podríamos decir que en la República Árabe de Siria exista una dictadura. Estamos ante un Estado que nunca jamás ha sido de monopartido sino de multipartido. Es cierto que hasta la reforma constitucional de 2012 había un partido hegemónico que era el Baaz o Baas, con su oposición interna, con sus partidos comunistas, con sus elecciones y con su poder legislativo. Por cierto, el poder legislativo acaba de rechazar una reforma de la ley presentada por el presidente de la República para controlar las iglesias, curiosa dictadura. Actualmente el gobierno sirio está sustentado en una coalición de partidos de corte comunista (están los dos partidos comunistas integrados), progresista y nacionalista panárabe llamada el Frente Nacional Progresista y la oposición la representa El Partido Social Nacionalista Sirio de corte nacionalista, pero en este caso, pansiria.
“A Siria no se la defiende por ser un Estado socialista a la manera que lo fue la la URSS durante la década de los años 30, 40 o 50, a Siria se la defiende porque es un país acosado por el imperialismo.”
Nos acusan a los que estamos en la solidaridad con Siria que nosotros defendemos que Siria es un Estado socialista y lo hacemos porque sus sectores estratégicos están nacionalizados. Luego nos preguntan si está abolida la propiedad privada y terminan afirmando que el “Estado está controlado por la camarilla reaccionaria de Assad”. Podríamos contestarle desde varias perspectivas, pero yo voy hacerla desde una sola, desde una que cualquier militante mínimamente formado en el Marxismo‐Leninismo debería comprender de primera mano: a Siria no se la defiende por ser un Estado socialista a la manera que lo fue la la URSS durante la década de los años 30, 40 o 50, a Siria se la defiende porque es un país acosado por el imperialismo y porque aunque es discutible que en Siria exista un socialismo como lo fue, repito, el de la URSS si es un país con una economía socializante, con grandes sectores públicos y objetivamente progresista. A Siria se la defiende desde la tesis leninista del imperialismo como fase superior del capitalismo y sobre todo de esa gran obra del camarada Stalin “Fundamentos del Leninismo, Capitulo VI “Cuestión Nacional”” cuando afirma que es deber de todo revolucionario defender a países que sin estar dirigidos por un movimiento obrero, ni siquiera por un movimiento republicano, son objetivamente progresistas, revolucionarios y antiimperialistas en la lucha por su soberanía nacional. En esos casos Stalin hablaba de Egipto pero sobre todo hablaba de Afganistán y su Emir en su lucha contra Gran Bretaña. La URSS también apoyo a la burguesa República Española en 1936. Parece que la Secretaría Política de RC, no tiene muy claros los textos leninistas sobre el imperialismo y no solo quieren dar lecciones a Cuba o Corea del Norte, se las quieren dar al mismísimo Lenin y al mismísimo Stalin.
Otra cuestión que olvidan en RC es que Bashar Al Assad solo es el presidente de la República y que la estructura del poder ejecutivo sirio es muy similar a la estructura del poder ejecutivo francés: un presidente de la República y un jefe de gobierno o primer ministro. Al Assad como presidente de la República tiene amplias competencias en seguridad y política exterior y la facultad de disolver el gobierno y presentar ante el parlamento otro que debe ser aprobado por este, y ahí se acabó el poder del presidente. El resto del poder ejecutivo lo tiene el gobierno con su primer ministro a la cabeza. Esa lectura de que Assad y mucho menos su familia, tienen un poder absoluto en todo el territorio sirio, simplemente esa falsa. De hecho, el Estado sirio, como Estado joven que es, es un estado muy débil, tiene fortaleza en la zona costera, pero en el interior funciona mucho más la estructura tribal, incluido los kurdos son una sociedad profundamente tribal.

“La cuestión Kurda”.

Según RC los kurdos en Siria han sido reprimidos durante décadas por el “régimen sirio”, tanto durante la presidencia de Hafez como de Bashar y se les ha negado el derecho de autodeterminación. El problema de este supuesto que defiende RC es que, desde un mínimo análisis de los datos, por tanto, desde un mínimo análisis desde el Materialismo Histórico, nos damos cuenta de que es totalmente falso. Los kurdos en Siria nacidos en Siria primero no han sido numéricamente muchos y segundo, han tenido siempre los mismos derechos como cualquier sirio de cualquier otra étnica o confesión religiosa. Tenemos kurdos que han sido primer ministro, ministros, parlamentarios, militares, profesores universitarios, etc… los kurdos como ciudadanos de pleno derecho del Estado sirio han estado en todos y cada uno de los estamentos de la sociedad siria. Pensar que ha existido históricamente una política de represión contra los kurdos por ser kurdos en un Estado que ha servido de refugio y retaguardia a la histórica resistencia del PKK contra Turquía solo puede ser tachada de mentira histórica. Da pena leer esto de gente que se hace llamar Marxista‐Leninista. ¿Dónde estuvo refugiado durante años Öcalam? En Damasco a resguardo del Estado sirio durante la presidencia del Hafez Al Assad¿Quién abrió las fronteras del norte de Siria para acoger a centenares de miles de refugiados kurdos de origen turco? Hafez Al Assad y luego su hijo. ¿Quién armo militarmente al PKK? ¿Y a las YPG en 2012? Sí, si estos de RC quieren buscar “ikastolas” en el norte Siria (colegios donde las clases se darían en Kurdo) no las van a encontrar, en el norte de Siria no solo viven miles de kurdos refugiados sino vive una importante comunidad armenia que no tiene mucha simpatía por aquellos que fueron sus verdugos cuando muchos kurdos quisieron ser los lacayos asesinos del genocidio armenio a las órdenes de los turcos. En esa difícil situación de intentar hacer convivir diferentes y enemistadas comunidades en paz y armonía el Estado sirio adopta la política de no dar más derechos o privilegios a una frente a la otra, por tanto, utilizar el árabe como lengua principal en la estructura del Estado sirio como marco de paz y respeto a diferentes etnias y creencias.


Por ello Siria es tan odiada en la zona, porque en ella se miran Estado étnicamente “puros” y con una tradición de represión y aplastamiento contra otras étnicas como Turquía, Israel y Arabia Saudí y no pueden permitir que Siria siga existiendo.
Pero el texto de RC comenta otra falsedad histórica, los kurdos en una aplastante mayoría no buscan ningún derecho de autodeterminación, intentar hacer comparaciones sobre la cuestión nacional catalana o vasca frente a Estado español con lo que ocurre en Siria es no tener ni idea ni de lo que ocurren en Siria, ni de lo que es el llamado Confederalismo Democrático que justo habla de no crear nuevos Estados en Oriente Medio. Y tenemos que volver hacer uso del Materialismo Dialéctico e Histórico, o sea a los datos sobre el terreno, para preguntar ¿Qué kurdos quieren la autodeterminación en Siria? ¿Los que llevan viviendo siglos en Damasco, Homs o Aleppo por ejemplo y son tan sirios como cualquier otro? ¿Los kurdos de las YPG que cuando entraron las NDF a ayudarle en Afrin gritaban aquello de: “¡Unidad, unidad y unidad, el pueblo sirio es uno!”? ¿Los miles y miles de kurdos que están en las fuerzas armadas sirias defiendo como cualquier otro sirio al Estado? ¿Los kurdos refugiados a los cuales se les concede en 2012 de manera excepcional y sin antecedente en ninguna parte del mundo, la nacionalidad siria? ¿Los kurdos que estaban en el Daesh para formar un califato?
RC en siete líneas de texto nos quiere hacer creer que los kurdos son poco menos que los judíos en la Alemania nazi y que Al Assad es Hitler con ellos y que son como los catalanes luchando por un Estado propio en Siria, vamos una película montada con un argumento pagado por la propaganda occidental que intenta balcanizar Siria y Oriente Medio. Porque claro a los compañeros de RC se les olvida, o se han querido callar, que por ejemplo los kurdos delPYD, mejor dicho, la dirección político‐militar del PYD ha decidido firmar un pacto a 20 años, táctico lo llaman ellos, con los EEUU que ha servido para llenar el norte y el este de Siria de bases militares ilegales de los EEUU y Francia, además de recibir el apoyo político del Ente sionista de Israel y financiero de Arabia Saudí, muy en la línea de lo que seria una “Revolución democrática” defendible por una organización que se autodenomina Marxista‐Leninista(ironía).
Eso sí en las siete líneas no nos hablan de noticias como las que cualquiera con acceso a internet puede consultar en las hemerotecas de los periódicos de 2012 y 2013, por ejemplo El País el 27 de julio de 2012 nos titula: “Al Asad apoya a la milicia kurda para hostigar a los turcos en la frontera”. O no dice que Öcalam, como he apuntado antes, estuvo refugiado en Damascohasta que en 1999 y Turquía e Israel amenazaron con la guerra abierta y directa para que se viera forzado a abandonar el refugio que hasta la fecha le había facilitado el Estado sirio.

Tampoco RC nos habla de como el PYD en Rojava y Deir Ezzor no fue en rescate de sus hermanos de Afrín aun con los pasos abiertos por el Ejército Sirio, cosa que si hizo la Defensa Nacional Siria un cuerpo militar del Estado sirio. Parece que para ser objeto de represión por parte de Damasco los kurdos no hacen mas que recibir apoyo militar y político y refugio parte del gobierno sirio, curiosa represión esta. Y una puntualización importante, en Rojava no solo viven kurdos, también hay una importante comunidad armenia y una importante comunidad siriaca que no están muy contentas con las políticas etnicistas del PYD y ya han tenido varios enfrentamientos con la policía política estos últimos.
RC

“El Imperialismo Ruso”.

Bueno para desmontar la falacia del imperialismo ruso solo hay que dedicarle media hora a leer y comprender alguno de los datos que voy a exponer a continuación. Rusia es un país capitalista, eso nadie lo niega, un país donde las relaciones de producción se fundamentan en la contradicción Capital/Trabajo y donde una burguesía se dedica a sacar plusvalía del trabajo ajeno. Hasta ahí creo que todos estamos de acuerdo. También es muy posible que Rusia hace unos 15 o 20 años le hubiera gustado sentarse a la mesa de las potencias imperialistas a repartirse el pastel, hasta que se dio cuenta que el paste era ella misma junto con China.
Desde RC acusan a Rusia de imperialista, y si son una organización Marxista‐Leninista me imagino que lo harán desde la teoría del imperialismo de Lenin, pero nos encontramos que siendo un país enorme con casi 150 millones de habitantes tiene un PIB similar al de Italia, ¿Qué tipo de imperialismo es ese? Tenemos un país que además tiene nula capacidad de influir en los mercados internacionales y en la economía mundial.
Rusia tiene una economía principalmente extractiva de materias primas y energéticas que debe exportar para sobrevivir, tiene nula capacidad de manufacturar materias primas para llenar mercados internacionales con sus productos (¿Alguien conoce una marca de TV rusa o de frigoríficos?) a excepción de su poderosa industria armamentística heredera de la URSS, la economía rusa no se diferencia en nada de la de cualquier país subdesarrollado. Vamos lo que es un país imperialista al uso (nótese la ironía)
Rusia ha conseguido aumentar su capacidad de hacer negocios en otras partes del mundo, cierto es y no hay nada de malo en ello, como por ejemplo en América Latina donde es junto con China un socio preferente sobre todo en aquellos países progresistas, ya se que, para la militancia de RC Cuba, Venezuela, Bolivia, etc… son países burgueses reaccionarios son, pero para el resto de los mortales los países progresistas de América Latina han sacado a miles y miles de persona de la pobreza, que a fin de cuentas es una de las cosas de las que trata el socialismo.
La llegada de Putin al Kremlin significa un cambio en la política económica rusa, de una liberalización brutal y despiadada en los años 90 pasa según reconoce el New York Times el 11 de abril de 2018, de tener un 35% de economía de titularidad publica a un aumento entre el 50 y 70% de titularidad pública. En la imagen de abajo tenéis también como se ha ido recuperando para la titularidad publica un gran porcentaje de bancos, estos datos me han sido facilitados por el Ekai Center que de esto saben un poquito.
RC
Rusia además es un país que lucha por recuperar su soberanía nacional y económica en un mundo hostil donde la OTAN se expande hacia sus fronteras occidentales, donde EEUU despliega decenas de bases militares en su flanco sur y además de sufrir sanciones económicas que debilitan su economía.
RC

Claro que Rusia interviene en Siria, pero con la legislación internacional en la mano a petición del su legítimo gobierno y de su legítimo parlamento. Interviene porque le va la supervivencia en ello y tras poner decenas de muertos sobre el terreno ha conseguido que Siria pueda sobrevivir y seguir existiendo como el Estado mas progresista de Oriente Medio.
Y ya para terminar. Sí, a mí también me gustaría que estuviera la URSS de los años 30 y qué leches también que existieran unos buenos gulags para reprimir a los reaccionarios, a los imperialistas y a los burgueses. Pero estamos en el 2018 y la realidad es la que es y la geopolítica también, los de RC pueden dedicarse a hacerse “pajas mentales” y llamar revisionista a media humanidad o pueden salir a la calle a defender los derechos de los pueblos del mundo que al fin y al cabo son los derechos de sus trabajadores y trabajadoras.

“Naturaleza de la guerra de Siria”.

Según RC las guerras deben ser apoyadas por los marxistas siempre que sirvan a los intereses de la clase obrera. Pues es cierto, aquí los de RC han dicho una gran verdad, otra cosa es que su análisis esté completamente errado. Cuanto tu eres un país progresista y las potencias más reaccionarias a nivel regional y global te montan una guerra de agresión utilizando grupos que tienen la lectura más rigorista del Islam como la Hermandad MusulmanaAlQaeda y Daesh, que además son profundamente “liberales” en lo económico, esta claro que la defensa del actual Estado sirio es la defensa de su clase trabajadora, por mucho que efectivamente hubiera razones para la protesta social sobre todo tras el error del gobierno de pedir apoyo durante la gran sequía de 2005 a 2014 al FMI.
El problema que la lucha por la liberación nacional no se está dando en Rojava (o no solamente) sino en toda SiriaRojava (PYD) sigue hasta el momento la misma ruta que siguió la queridísima Albania para RC, convirtiéndose en un protectorado de los EEUU. Además, hay una cosa que me chirria leer de un Marxista‐Leninista¿Qué narices es eso de una revolución democrática? Es un concepto profundamente reaccionario, no queremos revoluciones democráticas, queremos democracia revolucionaria que es algo totalmente distinto.
Se puede tener un desliz ideológico sobre todo en situaciones tan complejas como la Siria, pero lo de RC es patinar en toda regla y acabar en el mismo lado que los troskistas y los ni‐nis posmodernos en el análisis sobre Siria. De pena.

Para profundizar os dejamos varias entrevistas: 

Siria.
Entrevista a Pablo Sapag, Junio 2018. 





Entrevista a José Antonio Egido, Junio 2018.



Rusia.
Entrevista a Asier Blas, Mayo de 2018.




Publicado originalmente en: Revista La Comuna

martes, 9 de octubre de 2018

El verdadero problema de la ofensiva de Siria en Idlib es Turquía.

Después de liberar la región de Daraa y la frontera con los Altos del Golán en el suroeste del país, el Ejército Sirio ha centrado su atención en la provincia septentrional de Idlib, el último bastión de los "rebeldes" -estos respaldados por Turquía- y de los grupos terroristas afiliados a Al Qaeda. La "Batalla por Idlib" se espera desde hace semanas, pero a pesar de la información sobre la concentración de tropas y las declaraciones alarmistas de las potencias occidentales, la ofensiva puede tardar cierto tiempo más en comenzar. Cuando inicie, podría parecerse más a una cacería cuidadosa, paciente y estratégica, que a un ataque de "choque y asombro". 

Noor i Alaa na prosvjedima protiv antiterorističke kampanje u Idlibu


Por lo que sabemos, Robert Fisk, corresponsal de The Independent en Oriente Medio, es el primer y único periodista occidental que ha evaluado la situación desde el frente de batalla de Idlib. En lugar de presenciar a los 100.000 soldados sirios que se dice que se están reuniendo para la ofensiva, se encontró con un contingente de unos 200 soldados sirios sin vehículos blindados ni armamento pesado. No había mucho más fuera de lo común que indicara que la tormenta de Idlib era inminente. Sólo se ha informado de ataques aéreos preparatorios de Rusia y Siria contra posiciones yihadistas entre Hama e Idlib. 

Era de esperar que el ataque no comenzara antes de que los presidentes Vladimir Putin de Rusia, Hassan Rouhani de Irán y Recep Tayyip Erdogan de Turquía se reunieran en Teherán el 7 de septiembre para discutir una estrategia común para Siria. Antes y después de la reunión, el gobierno de Turquía ha hecho eco de la oposición de Occidente a la ofensiva en nombre de evitar víctimas civiles. Se trata, por supuesto, de una postura hipócrita, ya que los Estados Unidos no mostraron tal preocupación cuando arrasaron Raqqa el año pasado con la ayuda de las milicias kurdas; y Turquía está ocupando ilegalmente la zona septentrional de Siria alrededor de Afrín, y tiene un interés particular en proteger a Yabhat al-Wataniya al-Tahrir (también conocido como el Frente Nacional de Liberación), una coalición "rebelde" que creó y que controla cerca de la mitad del territorio de Idlib (la otra mitad está en manos de Hayat Tahrir al-Sham, la última encarnación de Al Qaeda en Siria). 


military map northern Syria Idlib
© Suriye Gundemi
Situación militar en el norte de Siria, septiembre 2018
Para una imagen en alta resolución del mapa de arriba, vea aquí. 


La razón original de Turquía para entrar en Siria era expulsar a las milicias kurdas de su frontera. Aunque esto ha dado resultado hasta ahora, también ha tenido consecuencias interesantes. Una es que Turquía ha puesto a las fuerzas estadounidenses en el noreste de Siria en una posición difícil al no poder defender a sus aliados kurdos contra otro miembro de la OTAN. Otra es que los kurdos y el gobierno central sirio han encontrado una causa común, aparte de derrotar a ISIS, para liberar el norte de las fuerzas turcas. Lo que ambos efectos tienen en común es que obstruyen el infame 'Plan B' de Estados Unidos de separar al Kurdistán de Siria para convertirlo en un estado cliente de Estados Unidos e Israel

Turquía, Rusia e Irán están uniendo sus fuerzas con respecto a ciertas cuestiones clave más allá de Siria; por ejemplo, para deshacerse del dólar en sus transacciones comerciales. Si bien Siria está decidida a recuperar la totalidad de su territorio, naturalmente no necesita una confrontación directa con Turquía. Por lo tanto, si no hay prisa por iniciar la "Batalla de Idlib", es probablemente porque Rusia, Siria e Irán están intentando llegar a un acuerdo con Turquía. 

Mientras ganan tiempo, los libertadores de Siria estarán especialmente interesados en evitar cualquier escalada inconveniente que perturbe el proceso de reconciliación. Esto explicaría en parte por qué Rusia ha insistido tanto en que las amenazas de funcionarios estadounidenses y europeos -John Bolton, Mike Pompeo y Nikki Haley, entre otros- de tomar represalias contra Siria si utiliza armas químicas, resultarán en una provocación de falsa bandera organizada por grupos terroristas y los Cascos Blancos de Idlib, como hicieron a principios de este año en Duma. Mientras escribo esto, el Centro de Reconciliación de Rusia en Siria ha anunciado que los Cascos Blancos han filmado nueve videos de un ataque químico escenificado en la ciudad de Jisr al-Shughur. Rusia ha advertido contra tales trucos en el pasado, pero la cantidad de detalles sobre la naturaleza y las fechas proporcionados en esta ocasión parece tener la intención de desalentar o posponer su publicación mediante la destrucción de antemano de su credibilidad, obstaculizando así una agresión de EE.UU./Reino Unido/Francia contra las fuerzas sirias. 

Si EE.UU., Reino Unido y Francia llevan a cabo ataques aéreos contra Siria, lo más probable es que veamos una repetición de la demostración de insuficiencia que vimos en abril, aunque la posibilidad de escalada siempre es real. Aun así, en este momento, lo que haga Turquía será más crítico para el final de la guerra en Siria que cualquier cosa que las fuerzas estadounidenses y europeas puedan hacer. 

Por desgracia, Turquía no se lo está poniendo fácil ni a sí misma ni a sus vecinos. El siguiente video, fechado el 11 de septiembre, muestra convoyes militares turcos que supuestamente están reforzando su presencia militar dentro de Idlib y Alepo. 




Al apoyar a grupos terroristas en Siria, Erdogan ha hecho un pacto con el diablo y ahora tendrá que pagar el precio. Tarde o temprano, ya sea por la fuerza o por la diplomacia, las fuerzas turcas tendrán que abandonar Siria. Pero cuando eso suceda, ¿qué será de los restos de los grupos que pronto serán destruidos, Yabhat al-Wataniya al-Tahrir y Hayat Tahrir al-Sham? ¿Qué hay de los refugiados? ¿Cruzarán la frontera con Turquía, aunque sea sin su consentimiento? Y una vez allí, ¿qué harán? Es muy posible que Turquía esté siendo chantajeada por Estados Unidos y sus aliados del Golfo: si se niega a adoptar sus planes, puede verse invadida por yihadistas, igual que le pasó a Siria. Tal vez Erdogan ya haya comprendido que ayudar a incendiar la casa del vecino conlleva el riesgo de quemar la propia.



Un militante de un grupo no especificado, estacionado en Idlib, ha amenazado al presidente turco Recep Tayyip, advirtiendo que los militantes del noroeste de Siria han cavado un túnel que se extiende hasta la provincia turca de Hatay. 

A continuación, explicó que en caso de que Erdogan "venda Idlib", los militantes utilizarían el túnel para cruzar a Turquía, con el fin de llevar a cabo posibles ataques contra civiles y fuerzas de seguridad. 

"Reyhanli [una ciudad en la provincia de Hatay] está detrás de mí. Como saben, nosotros, los militantes de Guta, somos buenos excavando y como han construido una barrera fronteriza de 960 kilómetros.... Queremos decirles: si venden Idlib u otras áreas controladas por la oposición, vamos a comprarles Reyhanli a ustedes. No les daré más detalles, pero ésta es su advertencia", dijo el militante en un video que circula en las redes sociales. 



Riam Dalati: Un rebelde de Guta del este amenaza al presidente turco Erdogan mientras presume lo que dice que sería un túnel a través del muro que separa a Idlib de Turquía. "Si vendes Idlib, entonces éste es tu muro y ése es nuestro túnel. Estaremos en Reyhanli en menos de 2 horas".
El video se publicó pocos días después de una cumbre trilateral en Teherán, a la que asistieron el presidente ruso Vladimir Putin y sus homólogos iraníes y turcos, para discutir la situación en Idlib, antes de la inminente ofensiva del ejército sirio.


Andrés Perezalonso


Publicado originalmente en: SOTT