lunes, 17 de septiembre de 2018

Salir de la guerra contra Siria.

por Thierry Meyssan

La Casa Blanca no logra salir de la guerra contra Siria. El presidente Trump enfrenta simultáneamente la oposición del autoproclamado «Estado estable» (según el editorial anónimo del New York Times), que sigue adelante con la estrategia Rumsfeld-Cebrowski, y las reactivadas ambiciones de sus aliados israelíes, franceses, británicos y turcos. La lógica de esos intereses podría acabar desplazando la guerra, en vez de ponerle fin.

JPEG - 36 KB
Powerpoint presentado en una conferencia que el almirante Cebrowski impartió en el Pentágono, el 23 de julio de 2003. A la izquierda puede verse, en color malva, la zona designada como “Mostly Non-Integrating Gap”. La estrategia del almirante Cebrowski estipula la destrucción de los Estados y sociedades en los países de esa zona.



La Casa Blanca y Rusia llegaron a un acuerdo para poner fin a la guerra impuesta a Siria, guerra desatada mediante el uso de yihadistas. A pesar de ese acuerdo, la paz se hace esperar. ¿Por qué?

El por qué de la guerra contra Siria

Contrariamente a la idea inculcada a la opinión pública occidental en 7 años de propaganda, la guerra contra Siria no es una «revolución que perdió su rumbo». La guerra contra Siria es fruto de una decisión tomada en el Pentágono, en septiembre de 2001, y de una larga preparación ulterior que encontró varias dificultades.

Una guerra preparada durante toda una década


JPEG - 27.5 KB
La preparación de la guerra se describe detalladamente en el más reciente libro de Thierry Meyssan –ya publicado en francés, en español, en ruso y en turco. En septiembre de 2018 aparecerá también en inglés, árabe e italiano.



Es necesario recordar rápidamente las principales etapas de esa planificación:

- En septiembre de 2001, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Donald Rumsfeld, adopta la estrategia del almirante Arthur Cebrowski. Habrá que destruir los Estados en los países de la mitad del mundo. Estados Unidos controlará el acceso de los demás Estados –los Estados de los países con economías globalizadas– a los recursos naturales de las regiones no conectadas a la economía globalizada. El Pentágono comenzará “remodelando” el «Medio Oriente ampliado» o «Gran Medio Oriente» [1]. 

- El 12 de diciembre de 2003, George Bush hijo firma la Syria Accountability and Lebanese Sovereignty Restoration Act(Ley sobre la Restauración de la Soberanía Libanesa y para Exigir Cuentas a Siria). Esa ley abre al presidente de Estados Unidos la posibilidad de entrar en guerra contra Siria sin consultar su decisión con el Congreso [2]. 

- En 2004, durante la Cumbre de la Liga Árabe en Túnez, el presidente tunecino Ben Alí trata de obtener la adopción de una moción que autorizaría la Liga Árabe a legitimar el uso de la fuerza contra los países miembros que no respeten la Carta de Derechos Humanos de la Liga, de reciente adopción.

- En 2005, la CIA organiza en Líbano una revolución de color: la «revolución del Cedro». La operación comienza con el asesinato del líder sunnita y ex primer ministro libanés Rafic Hariri, para provocar una revuelta sunnita contra la Fuerza Siria de Mantenimiento de la Paz [3]. Estados Unidos está listo para intervenir militarmente con un desembarco de marinesen Beirut. Pero Siria retira su fuerza de paz. La retirada siria elimina el pretexto que Estados Unidos necesitaba para justificar su intervención militar [4]. 

- En 2006, Dick Cheney pone en manos de su hija Liz la tarea de crear el Irán Syria Policy and Operations Group (Grupo para la Política y las Operaciones en Irán y en Siria). Liz Cheney organiza el ataque israelí contra el Hezbollah libanés. Creyendo que el Hezbollah no podrá resistir por mucho tiempo ante la invasión israelí, Liz Cheney prepara un desembarco estadounidense en Beirut. O sea, Israel se encargará de invadir Líbano y aplastar el Hezbollah, los marines estadounidenses desembarcarán en Beirut y, desde allí, continuarán su avance “liberador” hacia Damasco, la capital siria. Toda la operación fracasa porque el Hezbollah resiste la invasión israelí. Al cabo de 33 días de combates en suelo libanés, las tropas israelíes se ven obligadas a batirse en retirada [5]. 

- En 2008, Washington trata nuevamente de provocar un conflicto desde Líbano. El primer ministro libanés Fouad Siniora intenta cortar las comunicaciones internas de la Resistencia libanesa e interrumpir los vuelos hacia Teherán. El Hezbollah desbarata en pocas horas el dispositivo militar occidental y toda la maniobra y recupera su infraestructura.
- En 2010, Washington adopta el llamado «liderazgo desde atrás» (leading from behind). La administración Obama confía el ataque contra Libia y Siria al Reino Unido y a Francia, lo cual conduce a la firma de los acuerdos de Lancaster House entre Londres y París. 

- En 2011, comienzan las operaciones militares en Siria.
Todo lo anterior demuestra que es absurdo ver la guerra contra Siria como un hecho espontáneo y sui generis [6].

Una guerra indirecta
La originalidad de la guerra contra Siria está en que fue declarada por países que se hacen llamar «Amigos de Siria» pero sobre todo en que se ha desarrollado casi exclusivamente a través de ejércitos no estatales, o sea de los yihadistas.
Durante los 7 últimos años de esta guerra más de 250 000 individuos llegaron a Siria desde el extranjero para luchar contra la República Árabe Siria. Eran carne de cañón con poco entrenamiento, pero en los 4 últimos años ya tenían mejor armamento que las tropas regulares sirias. De hecho, el tráfico de armas más importante de toda la historia se organizó para garantizar el equipamiento militar de los yihadistas que debían destruir el Estado sirio [7].
Desde el Renacimiento europeo, los occidentales nunca habían utilizado tanto mercenarios a la vez [8].
Es por lo tanto absurdo hablar en Siria de «revolución que perdió su rumbo».

JPEG - 27.4 KB
Ilustración del desmantelamiento del Medio Oriente, planificado por el Pentágono como parte de la estrategia del almirante Cebrowski. Este mapa fue publicado en 2006 por el coronel estadounidense Peters, pero este mismo militar ya lo había comentado anteriormente, justo antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001.
Una guerra supervisada por aliados que tienen cada uno sus objetivos propios
Al recurrir a Israel para atacar el Líbano y al poner después las guerras contra Libia y Siria en manos del Reino Unido y de Francia, y finalmente, al utilizar en esas guerras las instalaciones de la OTAN en Turquía, el Pentágono dio pie a que esos aliados desordenaran sus planes.
Como en todas las guerras, el país líder se ve obligado a prometer a sus aliados que van a obtener algún tipo de beneficio. Pero la entrada de Rusia en la guerra hizo imposible la victoria que esperaba Occidente. Cada uno de los aliados de Estados Unidos volvió entonces paulatinamente a su propia estrategia en esta región. Con el paso del tiempo, los objetivos particulares de cada uno de esos aliados acabaron haciéndose más importantes que el de Estados Unidos, que a su vez se negaba a implicarse militarmente tanto como querían sus aliados.
Israel
Siguiendo la ideología colonialista de varios de sus fundadores, Israel aplica una política tendiente a dividir los países vecinos –de grandes dimensiones territoriales– en pequeños países mucho menos extensos, explotando para ello las diferencias étnicas o confesionales de las poblaciones de los países actuales. Israel apoyó infructuosamente la división del Líbano en un Estado musulmán y otro Estado cristiano. Más recientemente, Israel apoyó la independencia del Kurdistán iraquí y la creación de un Kurdistán en Siria. No disponemos de documentos estratégicos israelíes pero el análisis retrospectivo permite ver que la línea política que Israel ha seguido corresponde a lo planteado en el «Plan Yinon» de 1982 [9] o a la estrategia del Institute for Advanced Strategic and Political Studies, de 1996 [10].
La estrategia israelí corresponde, en sus aspectos esenciales, al «rediseño del Medio Oriente ampliado» de Rumsfeld y Cebrowski. Pero su objetivo es totalmente distinto: el Pentágono quiere controlar el acceso de los países desarrollados a las riquezas de la región mientras que Israel pretende garantizar que ninguno de sus vecinos sea lo bastante fuerte como para levantarse contra el Estado hebreo.

El Reino Unido y Francia
El Reino Unido y Francia vuelven a sus políticas coloniales, como la que caracterizó el momento de la caída del imperio otomano y la división del Medio Oriente –los acuerdos Sykes-Picot.
Los británicos reeditan la «Gran Revuelta Árabe de 1915», orquestada por Lawrence de Arabia en contra de los otomanos. En aquella época los británicos prometieron a todos los árabes que serían libres si acababan con el yugo otomano y ponían a los wahabitas en el poder. Ahora les prometen la libertad si derrocan todos los gobiernos nacionales y los sustituyen por la Hermandad Musulmana. Lo cierto es que en 1915 el imperio británico tomó el lugar del imperio otomano y los árabes siguieron sin ser libres. En 2011 tampoco fueron libres. Ese es el plan de la «primavera árabe de 2011» [11].
Mientras tanto, los franceses tratan de restablecer el mandato que la Sociedad de las Naciones había otorgado a Francia en Siria. Así lo explica el ex presidente francés Giscard d’Estaing, descendiente de Picot (el de los acuerdos Sykes-Picot) [12]. Y eso es lo que reclama, en septiembre de 2015, el presidente francés Hollande cuando viaja a la sede de la ONU. Como en 1921, Francia defiende la separación étnica entre kurdos y árabes. Defiende así la creación de un Kurdistán, pero no en el territorio histórico de los kurdos –que es Turquía– sino en cualquier lugar, en tierras árabes de Siria.

Turquía
Turquía, por su parte, sueña con concretar la promesa de su fundador, Mustafá Kemal Ataturk, el «Juramento Nacional» (Misak-i Milli) [13], adoptado por el Parlamento otomano el 12 de febrero de 1920. O sea, Turquía pretende anexar el norte de Siria, incluyendo Alepo, y eliminar a los cristianos, incluyendo a los católicos de Maalula y los armenios de Kessab.
Turquía entra así en conflicto con los demás países coaligados contra Siria:
- con Israel porque Ankara pretende anexar el norte de Siria en vez de convertirlo en un territorio autónomo;
- con el Reino Unido porque Ankara pretende restablecer el Califato otomano;
- y con Francia porque Ankara rechaza la creación de un Kurdistán independiente en suelo sirio.
Lo más importante es que Turquía entra en conflicto incluso con Estados Unidos, que no oculta su intención de destruirla cuando haya desmantelado Siria [14].

¿Cómo salir de esta guerra?

Al cabo de 7 años de combate, el Estado sirio sigue en pie. La República Árabe Siria y sus aliados (Rusia, Irán y el Hezbollah) han resultado victoriosos. Las fuerzas extranjeras (los yihadistas) han sufrido una durísima derrota… pero no han sido derrotados quienes dan las órdenes (Estados Unidos, Israel, el dúo Reino Unido-Francia, y Turquía).
La guerra no sólo ha despertado ambiciones que datan del inicio del siglo XX sino que los protagonistas que no han sufrido la derrota en carne propia no están dispuestos a abandonar la lucha.
Parece estúpido reiniciar a partir de cero una guerra ya perdida por los yihadistas. La presencia rusa en el terreno hace ahora imposible la confrontación directa. Siria no ha podido ser barrida, su población es ahora más aguerrida y está más dispuesta a continuar la resistencia frente a la agresión exterior, además los sirios están ahora mucho mejor armados que antes. Pero lo fundamental es que la población siria ha reflexionado mucho y es ahora mucho menos manipulable que en 2011. Sin embargo, la retórica política occidental ha vuelto nuevamente a su antiguo mantra de «Bachar tiene que irse».
Lo lógico sería que el conflicto pase ahora a otro terreno. El almirante Cebrowski planeaba llevar la guerra, en una segunda fase, al Asia Central y el sudeste asiático. Pero sus sucesores tienen que acabar antes con el Medio Oriente ampliado. En este momento están tratando de reavivar el incendio iraquí, como puede verse con el espectacular cambio de posición del gobierno del presidente iraní Hassan Rohani [15] y los motines registrados en Basora.

[1] «El proyecto militar de Estados Unidos para el mundo», por Thierry Meyssan, Haïti Liberté (Haití), Red Voltaire, 22 de agosto de 2017.
[2] “Syria Accountability and Lebanese Sovereignty Restoration Act”, Voltaire Network, 12 de diciembre de 2003.
[3] La guerra civil libanesa (1978-1990) se había terminado con la firma de los Acuerdos de Taif. A pedido de la Liga Árabe y con la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU, el Ejército Árabe Sirio acudía entonces en auxilio del Ejército libanés, para ayudarlo a desarmar las milicias surgidas durante la guerra civil, y posteriormente estabiliza el país actuando como Fuerza de Mantenimiento de la Paz. Pero más tarde, Israel acusará a Siria de haber ocupado el Líbano, lo cual es una falsedad. Nota del Autor.
[4] «Revelaciones sobre el asesinato de Rafic Hariri», por Thierry Meyssan, Оdnako (Rusia), Red Voltaire, 29 de noviembre de 2010.
[5L’Effroyable Imposture, Tome 2, Thierry Meyssan, éditions Alphée, 2007. Existe una edición en español de este libro, el mejor y más documentado sobre la invasión israelí de 2006 contra el Líbano. Una reedición actualizada se publicará próximamente en francés. El autor no aconseja la lectura de la edicion en árabe, que adolece de graves problemas de traducción. Nota de la Red Voltaire.
[6] Es importante recordar que la expresión latina sui generis significa algo así como sin igual, único, inclasificable o incomparable con otra cosa. Nota del Autor.
[7] «Armamento por miles de millones de dólares utilizado contra Siria», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 18 de julio de 2017.
[8] Según un testigo presente en el lugar, ese es el verdadero sentido de la declaración de Laurent Fabius, entonces ministro de Exteriores de Francia, en la conferencia de los «Amigos de Siria», realizada en Marrakech. Fabius declaró el 13 de diciembre de 2012 que «al-Nusra está haciendo un buen trabajo», en otras palabras “nuestros mercenarios de al-Qaeda están prestándonos –a Francia y al Consejo de Cooperación del Golfo– el servicio que nosotros estamos pagándoles”. Nota del Autor.
[9] “A Strategy for Israel in the Nineteen Eighties (The “Yinon Plan”)”, por Oded Yinon, Kivunim (Israel), Voltaire Network, 1º de febrero de 1982.
[10] «A Clean Break, a New Strategy for Securing the Realm», Institute of Advanced Strategic and Political Studies, Jerusalén-Washington.
[11] Ver los emails del ministerio británico de Exteriores revelados en 2005 por Derek Pasquill.
[12] «Il faut envoyer l’ONU pour pacifier la Syrie», Declaraciones de Giscard d’Estaing a Henri Vernet y Jannick Alimi, Le Parisien, 27 de septiembre de 2015.
[13] «Serment national turc», Réseau Voltaire, 28 de enero de 1920.
[14] “Stability, America’s Ennemy”, Ralph Peters, Parameters, invierno de 2001-02, de la página 5 a la 20. «Blood borders: How a better Middle East would look», Ralph Peters, Armed Forces Journal, junio de 2006.
[15] «Espectacular giro del presidente-jeque Hassan Rohani», Red Voltaire, 9 de septiembre de 2018.


Publicado originalmente en: Red Voltaire

martes, 11 de septiembre de 2018

Entrevista a un concejal de Homs.






Hace unos días he tenido una conversación informal con un concejal del Consejo de la Gobernación de Homs, militante del Partido Baath y empresario. La charla solo era para ampliar mi información sobre la ofensiva que se está preparando contra HTS y milicias afiliadas en Idlib, pero finalmente terminamos hablando también sobre algunos de los últimos episodios con los kurdos del Este del Éufrates, así que con su permiso he decidido publicar el resultado de la charla.
A petición suya no he colocado sus datos personales, así que a partir de ahora mis intervenciones las marcaré con una D, las de el con una R y entre  guiones explicaciones mías a sus comentarios.
DBienvenido, soy Dani Castro de la revista Descifrado la Guerra, me comunico con usted desde España. Me gustaría hacerle algunas preguntas sobre la ofensiva del ejército en Idlib
R: Bienvenido amigo. Debo corregirle algo mi amigo, el Ejército Árabe Sirio y los Comités Populares se preparan para liberar a Idlib de los grupos terroristas apoyados por Turquía, los estados del Golfo y el gobierno de los EE. UU. Que exportan terrorismo.
D: Totalmente de acuerdo, disculpa por mi mal árabe y por no haberme expresado correctamente.
El público europeo está interesado en saber como va el estado de dicha operación…
REl gobierno sirio está tratando de atraer a los civiles de Idlib y de asegurar todas sus necesidades a través del cruce humanitario de Abu Duhour en la gobernación de Hama.Pero estamos notando que los grupos terroristas impiden salir a los ciudadanos de Idlib y terminan arrestándolos y torturándolos -Recientemente Hayat Tahrir al-Sham (HTS, al Qaeda en Siria) ha mostrado pruebas audiovisuales de la detención de civiles que abogan por la reconciliación y de familias que intentan cruzar hacia territorio gubernamental- . El gobierno sirio está interesado en los ciudadanos y le preocupa la presencia de organizaciones terroristas.
Frente del Norte. El círculo blanco muestra Tell at-Tukan

D
: Leí sobre combates en Tell at Tukan…
R: Los terroristas han lanzado un ataque limitado en las cercanías de la colina para probar las defensas de nuestro glorioso ejército pero los hemos frenado sin ningún problema, sin sufrir ninguna baja humana ni daños materiales.
DEn España hay un gran debate sobre si comenzarán o no los combates terrestres en Idlib. ¿En que fase de la operación se está?
R: Ahora el Ministerio de Reconciliación Nacional en Siria -Ali Haidar del SSNP- hace un llamamiento a las organizaciones terroristas para que entreguen sus armas a las autoridades competentes .
D: ¿Hasta cuando? No parece que al Qaeda vaya a responder a dicho llamamiento…
RNegociaciones en curso, probablemente terminen en unos días. El objetivo es atraer a la reconciliación al mayor número de combatientes.
D: ¿Cómo van los planes para atraer mas refugiados de vuelta a Siria?
REl gobierno sirio está en contacto con países amigos para facilitar el regreso de los refugiados sirios del exterior y se ha establecido un organismo coordinador al respecto, indicando que el gobierno proporciona las instalaciones necesarias en los cruces fronterizos para grupos o individuos, así como servicios médicos para quienes lo necesiten. -En los últimos días se han publicado varios vídeos donde miles de refugiados sirios regresan desde Líbano-.
D: ¿Me puede proporcionar algo mas de información sobre la batalla en Idlib?
R: Los preparativos para la batalla de Idlib se completaron y las fuerzas tomaron sus posiciones de combate y distribuyeron tareas a los líderes de los grupos de incursión y grupos de apoyo de fuego. La ironía de esta batalla es que la librarán los héroes de las fuerzas armadas con armas modernas, occidentales y orientales, y coches de tracción en las cuatro ruedas equipados con ametralladoras que fueron enviadas a las facciones sirias del sur a través de Jordania por Arabia Saudita, estos coches de fabricación moderna se encontraban en los almacenes de los grupos armados en Daraa y una variedad de municiones incalculable que han entregado al ejército sirio ..
Esta batalla será la madre de 
todas las batallas y se realizará en cuatro etapas teniendo en cuenta la situación humanitaria y la situación de los civiles a quienes proporcionará alojamiento temporal para cada etapa de las operaciones militares.
La primera fase será en Hama Norte, Latakia y al-Ghab.
La segunda hacia Maraat al-Numan.
La tercera hacia Idlib y la última hacia Alepo Oeste.
La batalla, la ferocidad y la cantidad de destrucción que acompañará a la longitud de las operaciones militares depende de la cooperación de los hermanos civiles con las fuerzas del ejército y la presión sobre los grupos armados para sacarlos de los principales centros urbanos 
y así neutralizar los ataques a civiles.
Mapa de las 4 fases en la Batalla del Norte según el entrevistado.
DPor otra parte, ¿Cómo van las negociaciones con los kurdos?
RHay una decisión de cerrar las facultades de la Universidad del Éufrates en Hassaka como resultado de la intervención de la llamada “autogestión” en el proceso de educación -En referencia al Consejo Democrático Sirio copado en su mayoría por el PYD kurdo-. Ya que no les permiten aplicar el modelo de administración local como una alternativa a la autogestión (federalismo) en el norte.
D¿Sabe mas sobre eso?
RLa decisión de cerrar la sucursal de la Universidad Al-Furat en Hassaka y sus facultades debido a la interferencia de la “autogestión kurda” en la educación y su control sobre las escuelas.
La educación en la universidad no se reanudará hasta que el autogobierno kurdo se retire de las escuelas y se comprometa a 
no interferir en el proceso educativo. – El  PYD-YPG y su policía Asayish están obligando a los colegios privados a impartir el modelo educativo promulgado por el CDS, con amenazas de cierre a quienes no lo cumplan- -El Gobierno sirio sigue pagando los salarios a los funcionarios de la educación por lo que ve legítimo cerrar las universidades si las fuerzas kurdas impiden aplicar el modelo educativo estatal-.
En amarillo el territorio controlado por el Consejo Democrático Sirio (CDS) y su brazo armado las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF).

D: Hay mucha controversia en Europa. Por un lado, los cristianos están horrorizados con las últimas actuaciones de las YPG al cerrar las escuelas asirias y armenias. Por otro lado, los comprometidos con la autodeterminación kurda ven estos movimientos de una forma natural…
R: Los kurdos en el norte de Siria se están convirtiendo en una colonia terrorista con el apoyo de los Estados Unidos de América, la fuente del terrorismo.
Inicialmente, las unidades terroristas kurdas mataron y desplazaron a los cristianos del norte y destruyeron sus casas de adoración -Iglesias-.
D: ¿Podría darme detalles sobre el modelo de estudio en Hassaka?
R: El árabe es el idioma oficial de la República Árabe Siria pero el gobierno sirio no impidió que los kurdos hablaran o escribieran en el idioma kurdo.
D: Entiendo, ¿y sobre el modelo educativo que están implantando los kurdos?
RNo tengo idea, mi posición de concejal en la Gobernación de Homs no me permite llegar a ese tipo de información.
D: Hablando con Cristianos de Qamishli y Hassaka me han comentado que en la denominada Rojava se les permite estudiar en arameo pero que curiosamente las materias tratan sobre el nacionalismo kurdo y el confederalismo democrático, mientras que se ignora la cultura asíria en el temario…
R: Mis cálidos saludos a nuestros hermanos cristianos en Hassaka. Debo decir que eso es algo temporal y cuando el Este del Éufrates vuelva a Siria se revisará el plan de estudios.
No puede haber prioridad del kurdo o de cualquier otra etnia o secta, porque ante todo, por encima de kurdos, árabes, asirios, cristianos, sunitas o alawitas, y otras minorías, antes que todo eso, somos Sirios, el Sirio aglutina a todas esas minorías.
D: Leí que la policía kurda -Asayish- arrestó a los árabes que intentaban participar en las elecciones locales. ¿Sabes algo al respecto?
R: Sí, eso es verdad. Es una prueba de que los kurdos no están preparados para la democracia, si no es una democracia que favorece a sus intereses nacionalistas. Utilizan la retórica para mejorar su imagen pero la realidad es otra.
DMuchas gracias, un placer haber conversado con usted. Espero poder volver a hacerlo pronto.
R: Bienvenido Daniel, que Dios le proteja.

Publicado originalmente en: Descifrando la Guerra.

miércoles, 29 de agosto de 2018

Siria 2018: Estación Terminal de la Crisis.



Por Pablo Sapag M.

No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. En el caso de Siria, su cuerpo de casi diez milenios de historia ha soportado un mal de casi ocho calendarios, hoy en fase residual.

Si se ha estado en Siria a partir de 2011 y los años sucesivos, en este 2018 el cambio se ve y se siente por doquier. Todos los pasos fronterizos con el Líbano funcionan normalmente. También los que comunican con Iraq. El importante cruce de Nassib con Jordania, durante años en manos de grupos armados diversos que solo lo usaban para internar armas, está a punto de reabrir para devolver a Siria su condición de corredor comercial entre los países del Golfo Pérsico y el Mediterráneo, ofreciendo así al país una fuente de divisas imprescindible en este periodo de reconstrucción sobrado de necesidades.
Derrotados los grupos armados en toda la provincia de Damasco y las de Deraa y Quneitra en el sur, más la pacificación del norte de la provincia de Homs y el sur de la de Hama, hoy solo la noroccidental gobernación de Idleb y algunas zonas rurales aisladas concentran la actividad militar. Por eso en Siria las comunicaciones interiores se han recuperado a niveles de pre-crisis.
Entre Damasco y Homs, por ejemplo, el trayecto de 160 kilómetros por la autopista central demora hora y media, igual que antes de 2011. Entre Homs y Hama, separadas por apenas 40 kilómetros, que en los peores momentos de la crisis se hacían en tres horas y media por los desvíos forzados por la presencia de los grupos armados y los daños a la infraestructura, hoy se recorren en apenas media hora.
Y así en buena parte de las ya reparadas carreteras del país, de donde se han levantado la mayoría de los controles o check points, que también ralentizaban el tráfico y generaban otros inconvenientes a unos viajeros para los que moverse de un punto a otro ha sido una tensa y onerosa odisea a lo largo de estos años de crisis que ahora termina. 

Vuelve el turismo local

Solo a la entrada de ciudades que han sido especialmente amenazadas o directamente castigadas por la violencia yihadista, como Sednaya, Maalula o Adra, se mantienen controles de acceso que una vez desaparecida la presencia de los grupos armados, sobre todo buscan ofrecer tranquilidad a sus residentes y cada vez más visitantes.
En Maalula, avanzan los trabajos de reconstrucción de lo mucho que fue destruido cuando entre octubre de 2013 y abril de 2014 fue asaltada a sangre y fuego y posteriormente ocupada dos veces por miembros de Jabhat al Nusra, la marca de la organización terrorista Al Qaeda en Siria.
Aunque se ha ido recuperando ya una parte importante de los daños ocasionados y al menos el turismo local vuelve a fluir para ver los monasterios de San Sergio y San Baco así como el de Santa Tecla y la grieta en la montaña por la que la Santa escapó de sus perseguidores paganos, las muestras del paso de los yihadistas son todavía muy visibles en iglesias y mezquitas.
Hay muchos iconos con los ojos arrancados, minaretes destruidos y en algunas estancias del monasterio de Santa Tecla aún no rehabilitadas, todavía se percibe que fueron ocupadas por una Jabhat al Nusra que dejó su firma aquí y allá.
Los daños en las Iglesias de San Jorge y la Virgen del Cinturón en Homs, también son visibles. Allí permanecieron dos años largos otros grupos armados que ocuparon los históricos barrios de Hamidiyeh, Bustan Diwan y Bab Hood, atrincherándose tanto en iglesias como en mezquitas. Caso emblemático es la mezquita de Jaled ibn al Walid, como las iglesias, también en proceso de reconstrucción, aunque a diferencia de ellas aún no abierta al culto.
Prioridad es la rehabilitación de templos cristianos y musulmanes porque reflejan la esencia de la sociedad siria, su carácter milenariamente multi-confesional. Precisamente lo que todos coinciden que ha permitido a Siria, una vez más a lo largo de su historia, sortear una crisis en la que han participado quienes desde dentro y desde fuera quieren acabar con la multi-confesionalidad, es decir, con el alma de Siria y su significado, ese que nunca han conseguido entender.
En Homs también se rehabilitan antiguos zocos de la época otomana, si no anteriores, por lo que la actividad comercial renace tímidamente. Las tareas de desescombro de calles, plazas y otros espacios públicos casi ha concluido y en la mayoría de los barrios el Estado ha restablecido los servicios de luz, agua, teléfono e incluso Internet.
Ello ha permitido que en algunos sectores afectados por la acción armada ya haya vuelto entre el 30% y el 40% de la población. Para agilizar el proceso, tanto las autoridades como las muchas ONG´s locales que trabajan por la normalización de Siria o la Cruz Roja Internacional desarrollan programas más que de reconstrucción, de rehabilitación de viviendas.
Con un presupuesto de unos 2500 dólares por unidad, se puede desescombrar un departamento y reponerle marcos de puertas y ventanas, los vidrios y, en su caso, la instalación de cañerías de agua y cableado eléctrico. Ese es el daño que ha sufrido la mayoría de las viviendas en Siria como reflejo del tipo de conflicto que allí se ha librado.
Los grupos armados ocupaban los perímetros exteriores de barrios y pueblos manteniendo como rehenes a la población o si estos habían logrado escapar, saqueando unas viviendas que, sin embargo, rehabilitadas en un proceso que dura no más de tres meses vuelven a ser habitables. Solo los edificios alcanzados por proyectiles de grueso calibre, tendrán que ser derribados completamente para en su lugar reconstruir otros. En algunos barrios concretos, como el de Bab Amro, deberán reconstruirse entre el 50% y el 70% de los edificios.
Como recientemente explicó el Gobernador de Homs, Talal Barazi, a una delegación de miembros de la Colectividad Siria de Chile, quienes allí poseían una propiedad tienen de acuerdo a la recientemente aprobada por el Parlamento Ley 10, un periodo de un año para acreditarla. Entonces, cuando las nuevas viviendas estén construidas recibirán una nueva que podrán habitar, vender o arrendar de acuerdo a las leyes del mercado.
Los planes contemplan que el 30% de las nuevas viviendas que se construyan en un periodo de cinco años, se reservarán para que las municipalidades puedan alojar a personas desplazadas y que antes de la crisis no eran propietarias.
Grúas, excavadoras y otros vehículos propios de la actividad constructora, también se ven en la periferia de Damasco, liberada a partir de marzo de este año y meses sucesivos y desde donde varias veces los grupos armados alcanzaron la Mezquita Omeya o la Catedral Mariamita en la Ciudad Vieja, donde mataron a vecinos y viandantes, como al exembajador de Siria en Chile, Fares Chain.
El desalojo de esos grupos de la Ghouta Oriental, el campo de refugiados palestinos de Yarmuk o la localidad de Hajjar al Aswad ha permitido levantar muchos de los incómodos check points dispuestos estos años en Damasco. Un periodo en el que en más de una ocasión la ciudad capital habitada continuamente durante más tiempo fue asaltada por los grupos armados, como en julio de 2012 o más recientemente cuando en marzo de 2017 ocuparon durante unas horas la estratégica rotonda de los Abasidas.   
Libre de amenazas, los damascenos se mueven sin temor por calles, plazas y mercados y se abocan a la recuperación de sus vidas y haciendas. Fácil no es porque el equivalente a tres años de Producto Interno Bruto de Siria ha sido arrasado y las consecuencias del embargo impuesto por Francia, EE UU, Turquía y otros países de Europa y el Golfo Pérsico afectan, sobre todo, a la población civil y muy especialmente a los servicios sanitarios, que como explicó a los miembros de la Colectividad Siria de Chile el Viceministro de Salud Dr. Ahmed Khalifawi, antes de la crisis eran cubiertos al 90 por ciento por el Estado.
Los sueldos medios son muy bajos, entre USD 70  y 115 mensuales, en muchos casos trabajando en más de una ocupación y en un país donde un litro de gasolina cuesta poco más de medio dólar. El alivio, sin embrago, ha venido por la estabilización de los precios tras unos años de inflación desbocada y la imparable devaluación de una lira siria que, sin embargo, en el último año ha rebotado, recuperando un 20 por ciento de su valor frente al dólar. Si en los peores momentos de la crisis un dólar llegó a cotizar a casi 560 liras sirias, hoy lleva meses a 430.
Más que nunca, yerba mate
El cambio de ciclo y la incipiente recuperación de un mercado interno que estos siete años y medio ha sido de mera subsistencia básica, se nota también en la vuelta de la publicidad al espacio público de carreteras y ciudades.
Junto a los más artesanales avisos ofreciendo clases de ruso que proliferan en todas las urbes sirias,  los de muchas empresas que se anuncian aludiendo directamente a su compromiso con la reconstrucción del país, destacan los de yerba mate, hace décadas presente en Siria después de ser introducida por emigrantes a la Argentina, Brasil o Chile y que en su momento volvieron a Siria.
Ya antes muy popular, la crisis ha terminado por consagrarla. Más económica que el café y muy fácil de preparar en los check points de esperas tensas y a veces negociaciones interminables, su consumo es ahora omnipresente, entre otras cosas porque también permite energizarse a unos sirios con una dieta aún lejos de recuperar su nivel de calorías pre-crisis.    
Afloran también las contradicciones, justificadas por algunos por la imperiosa necesidad  de captar divisas y seguir apuntalando la lira siria y con ella la estabilidad de precios. En los barrios más acomodados de las ciudades –donde muchos han acogido a desplazados de otras zonas, familiares o no- han vuelto a anunciarse unas clínicas de cirugía estética y belleza privativas para la inmensa mayoría pero reflejo del retorno de los empresarios y sus familias que en su momento salieron a Líbano u otros destinos más lejanos.
Hoy regresan para invertir y reactivar la industria y el tejido empresarial, como refleja la reapertura del Hotel Sheraton en Alepo, seis años cerrado y hoy, más que al turismo, reabierto para hombres de negocios, como se aprecia también en los de Damasco y Homs, donde hasta hace poco los únicos extranjeros solían trabajar para alguna organización internacional o venían en misión oficial de alguno de los países que han apoyado a Siria.
La vuelta de inversores y expatriados –muchos de Sudamérica- también se ha producido  por la recuperación de la normalidad en el Aeropuerto Internacional de Damasco, que ya enlaza regularmente con Amman, Bagdad, Basora, Dubai, Abu Dhabi, Sharjah, Kuwait, Muscat, Teherán, Ereván, Jartum y otros puntos y a través de vuelos chárter, también con Moscú o Argel, entre otros destinos.
El cambio de situación también se revela en un paisaje en el que el protagonismo lo tienen menos los efectivos del Ejército Árabe Sirio y más los de la Policía Nacional, la de Aduanas o la de Tráfico. En el caso de Homs, la vuelta de los agentes que regulan el tránsito es muy significativa. Ellos, que van desarmados, fueron las primeras víctimas de los grupos que en el primer semestre de 2011 querían crear una sensación de caos y vacío de poder.
Soldados yendo y viniendo a sus unidades y en algún control se siguen viendo, pero no más que en Beirut. Ya a principios de junio fueron licenciados 15 mil soldados que en diciembre de 2010 iniciaron su servicio militar de 18 meses y que debido a la situación permanecieron siete años en filas y combatiendo. Algunos de ellos cayeron en la defensa de Siria. Como a otros miles de mártires, se les homenajea en las paredes de pueblos y ciudades.
Con la actividad de combate remanente en manos de militares profesionales, muchos jóvenes se incorporan a los cuerpos de seguridad civil. También lo hacen algunos de los miembros de los grupos armados que aceptaron participar en los procesos de Reconciliación Nacional y depusieron las armas levantadas contra un Estado al que ahora ayudan a llegar a la estación terminal de la crisis. Para muchos, la de salida hacia el nuevo renacimiento de una Siria milenaria, multi-confesional y siempre eterna.
Aunque cada vez menos, aún es posible ver en las ciudades sirias a soldados yendo y viniendo desde y hacia sus destinos (Foto: Pablo Sapag M.)
Aunque cada vez menos, aún es posible ver en las ciudades sirias a soldados yendo y viniendo desde y hacia sus destinos (Foto: Pablo Sapag M.)

En Maalula convive el Monasterio de Santa Tecla ya restaurado con iconos profanados. En la cima de la colina, el destrozado Hotel Safir es testimonio de lo que allí ocurrió (Foto: Pablo Sapag M.)
En Maalula convive el Monasterio de Santa Tecla ya restaurado con iconos profanados. En la cima de la colina, el destrozado Hotel Safir es testimonio de lo que allí ocurrió (Foto: Pablo Sapag M.)
En el Monasterio de Santa Tecla aún es posible ver la huella de Jabhat al Nusra, la franquicia de Al Qaeda en Siria que ocupó Maalula entre 2013 y 2014 (Foto Pablo Sapag M.)
En el Monasterio de Santa Tecla aún es posible ver la huella de Jabhat al Nusra, la franquicia de Al Qaeda en Siria que ocupó Maalula entre 2013 y 2014 (Foto Pablo Sapag M.)
Mientras vuelve el turismo internacional, los sirios visitan la grieta en Maalula por la que Santa Tecla escapó de sus perseguidores paganos (Foto: Pablo Sapag M.)
Mientras vuelve el turismo internacional, los sirios visitan la grieta en Maalula por la que Santa Tecla escapó de sus perseguidores paganos (Foto: Pablo Sapag M.)
El Monasterio de Saidnaya recibe cada vez más peregrinos y turistas (Foto: Pablo Sapag M.)
El Monasterio de Saidnaya recibe cada vez más peregrinos y turistas (Foto: Pablo Sapag M.)
Detalle del Monasterio de Saidnaya (Foto: Pablo Sapag M.)
Detalle del Monasterio de Saidnaya (Foto: Pablo Sapag M.)
Plaza del Reloj Nuevo, en la Avenida Chukri Al Quwatli de Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
Plaza del Reloj Nuevo, en la Avenida Chukri Al Quwatli de Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
La histórica Iglesia de San Jorge en Homs luce su restaurado tejado (Foto Pablo Sapag M.)
La histórica Iglesia de San Jorge en Homs luce su restaurado tejado (Foto Pablo Sapag M.)
Iglesia de la Virgen del Cinturón en Homs, también reabierta al culto después de su ocupación por grupos armados (Fotos Pablo Sapag M.)
Iglesia de la Virgen del Cinturón en Homs, también reabierta al culto después de su ocupación por grupos armados (Fotos Pablo Sapag M.)
Exterior de la Mezquita de Jaled ibn al Walid de Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
Exterior de la Mezquita de Jaled ibn al Walid de Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
Trabajos de rehabilitación de la mezquita Atalle en el barrio homsiense de Bab Hood (Foto: Pablo Sapag M.)
Trabajos de rehabilitación de la mezquita Atalle en el barrio homsiense de Bab Hood (Foto: Pablo Sapag M.)
Imagen de la destrucción provocada en el barrio de Al Waer, en Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
Imagen de la destrucción provocada en el barrio de Al Waer, en Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
La mayoría de los barrios y sectores afectados, como Al Waer en Homs, ya han sido desescombrados. Ahora toca rehabilitar las viviendas afectadas (Foto: Pablo Sapag M.)
La mayoría de los barrios y sectores afectados, como Al Waer en Homs, ya han sido desescombrados. Ahora toca rehabilitar las viviendas afectadas (Foto: Pablo Sapag M.)
Las zonas más afectadas son los perímetros exteriores de los barrios ocupados por los grupos armados, como este de Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
Las zonas más afectadas son los perímetros exteriores de los barrios ocupados por los grupos armados, como este de Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
Tímidamente y ya retechados, los antiguos zocos de Homs recuperan la actividad (Foto: Pablo Sapag M.)
Tímidamente y ya retechados, los antiguos zocos de Homs recuperan la actividad (Foto: Pablo Sapag M.)
Plaza de los Mártires de Damasco, donde hoy conviven viandantes con desplazados (Foto: Pablo Sapag M.)
Plaza de los Mártires de Damasco, donde hoy conviven viandantes con desplazados (Foto: Pablo Sapag M.)
Las paredes de toda Siria recogen el homenaje a los mártires de más de siete años de contienda (Foto: Pablo Sapag M.)
Las paredes de toda Siria recogen el homenaje a los mártires de más de siete años de contienda (Foto: Pablo Sapag M.)
En las ciudades se ven cada vez menos militares y más policías nacionales y de tráfico, como en esta rotonda de Homs (Foto: Pablo Sapag M.)
En las ciudades se ven cada vez menos militares y más policías nacionales y de tráfico, como en esta rotonda de Homs (Foto: Pablo Sapag M.)

La publicidad comercial ha vuelto al espacio público. En este caso, en Homs (Foto Pablo Sapag M.)
La publicidad comercial ha vuelto al espacio público. En este caso, en Homs (Foto Pablo Sapag M.)
Cartel anunciando clases de lengua rusa en el damasceno barrio de Muhajirin (Foto: Pablo Sapag M.)
Cartel anunciando clases de lengua rusa en el damasceno barrio de Muhajirin (Foto: Pablo Sapag M.)
Publicidad de una clínica de belleza y cirugía estética en la damascena Plaza de Rawda (Foto: Pablo Sapag M.)
Publicidad de una clínica de belleza y cirugía estética en la damascena Plaza de Rawda (Foto: Pablo Sapag M.)
Publicidad en  la Avenida Al Jalaa (de la Evacuación de los ocupantes franceses) de una empresa de cables “comprometida con la construcción de Siria” (Foto: Pablo Sapag M.)
Publicidad en  la Avenida Al Jalaa (de la Evacuación de los ocupantes franceses) de una empresa de cables “comprometida con la construcción de Siria” (Foto: Pablo Sapag M.)
Aviso publicitario de la cada vez más popular yerba mate en la Avenida Nasr de Damasco (Foto: Pablo Sapag M.)
Aviso publicitario de la cada vez más popular yerba mate en la Avenida Nasr de Damasco (Foto: Pablo Sapag M.)
En zocos y tiendas se venden mates en los que se toma una yerba que durante la crisis se ha hecho todavía más popular en Siria. (Foto: Pablo Sapag M.)
En zocos y tiendas se venden mates en los que se toma una yerba que durante la crisis se ha hecho todavía más popular en Siria. (Foto: Pablo Sapag M.)
A pesar de la crisis, el Suq Hamidiyeh de Damasco nunca perdió su vitalidad. (Foto: Pablo Sapag M.)
A pesar de la crisis, el Suq Hamidiyeh de Damasco nunca perdió su vitalidad. (Foto: Pablo Sapag M.)
La retirada de checkpoints ha agilizado el denso tráfico de Damasco y otras ciudades (Foto: Pablo Sapag M.)
La retirada de checkpoints ha agilizado el denso tráfico de Damasco y otras ciudades (Foto: Pablo Sapag M.)
Tras siete años y medio de crisis y aunque cuesta arriba, Siria sale del laberinto. Escena de la Ciudad Vieja de Damasco (Foto: Pablo Sapag M.)
Tras siete años y medio de crisis y aunque cuesta arriba, Siria sale del laberinto. Escena de la Ciudad Vieja de Damasco (Foto: Pablo Sapag M.)
Antigua estación terminal del Ferrocarril Hijaz de Damasco a la Medina, en el centro de la capital siria (Foto: Pablo Sapag M.)
Antigua estación terminal del Ferrocarril Hijaz de Damasco a la Medina, en el centro de la capital siria (Foto: Pablo Sapag M.)

Publicado originalmente en: DIARIO SIRIO-LIBANÉS