jueves, 16 de agosto de 2018

Fracasaron los planes de Occidente contra Siria.




El ejército sirio izó la bandera nacional en la ciudad de Daraa, al sur de la República Árabe Siria, frontera con Jordania, al igual que en los territorios ocupados de Palestina y Altos del Golán, como símbolo de victoria sobre el terrorismo y sobre la coalición guerrerista internacional liderada por Estados Unidos de Norteamérica, que durante siete años ha jugado sucio (igual que Israel), utilizando todos los medios coercitivos bélicos de armas, medios de comunicación, bloqueo económico, infiltración de terroristas y la provocación con la utilización de armas químicas contra la población civil siria, con el firme propósito de culpar y derrocar al gobierno liderado por el presidente Bashar al-Assad.
Todos los intentos de Washington durante los gobiernos de Barack Obama y el tiempo que lleva el gobierno de Donald Trump de derrocar al presidente Bashar al-Assad e imponer un nuevo gobierno sirio que se ajuste a sus intereses, no solo han fracasado, sino que ha dado paso para que los grupos de resistencia árabe anti-imperialista de la región de Medio Oriente se hayan cohesionado, hayan formado un frente armado capaz de derrotar a las fuerzas invasoras occidentales en cualquier territorio árabe.
La guerra en Siria ha desenmascarado a las políticas occidentales, a los laboratorios mediáticos y a las propias organizaciones internacionales.
Mentiras como la que en Siria se desarrollaba una guerra religiosa entre sunitas y chiítas, que el gobierno sirio era un peligro para la región y el mundo por poseer armas químicas, que la oposición (siguiendo la ola de "la primavera árabe") había hecho surgir una "revolución popular" o "guerra civil", que había comenzado con protestas populares en febrero de 2011 en la ciudad de Daraa, o que los "shabijas" de la policía siria masacraban al pueblo, cuando en realidad era que Occidente había infiltrado francotiradores extranjeros para que dispararan a manifestantes y policías y crear confusión entre el pueblo, culpar al gobierno de Bashar al-Assad, para que pueblo y gobierno se enfrentaran y de esta manera justificar una intervención militar extranjera.
Todo ese laboratorio ha quedado al desnudo y en una gran mentira que quisieron imponerle al mundo. Hoy sabemos que el gobierno del presidente Bashar al-Assad estuvo y está librando una guerra contra el terrorismo internacional, y que con ayuda de la fuerza militar de Rusia, grupos de resistencias de la región como Hezbolá del Líbano, Hezbolá de Irak, Fatimiun de Irán, Brigada Hasan al Mujtaba de Irak, Saraya al-Ghalboun del Líbano, Fuerza al-Quds de Irán, Brigada Imam Hussein de Irak, Brigada Zeinabioun de Pakistán, Milicia Ansar Allah de Yemen, Milicia Haidarium de Irak, Partido Nacional Social de Líbano, Brigada Fatamiyoun de Afganistán, Milicia Saraya al-Mukhtar de Bahrein, Brigada Amar Bin Yasser, milicias palestinas y milicias sirias, con asesoramiento militar de Irán, están a semanas (con la batalla final que pronto se dará en la ciudad de Idlib al noroeste de Siria) de recuperar casi en su totalidad el territorio de la República Árabe Siria.
El tiempo ha sacado a la luz pública quiénes son los países patrocinadores del terrorismo internacional, quiénes contratan a los terroristas, quiénes los financian y los utilizan como satélites o fuerzas multilateral-paramilitares para desestabilizar gobiernos en el mundo, como quisieron hacerlo en Siria, infiltrando al-Qaeda y formando nuevos grupos mercenarios dentro del país árabe para futuras acciones en países de África, Asia y América Latina.
Hoy el mundo sabe que Estados Unidos de Norteamérica y la OTAN tejieron una urdimbre de organizaciones como las organizaciones no gubernamentales (ONGs) bajo la fachada de Defensores de Derechos Humanos, los Médicos Sin Fronteras, periodistas anónimos en el campo de batalla, cuyas funciones principales fueron y han sido la desinformación, la tergiversación de la verdad, la creación de expedientes falsos intimidatorios contra funcionarios militares y del Estado, para crear matrices negativas contra un gobierno y culparlos de los males que padece ese o esos países, caso Libia, Irak, Afganistán y Siria. Un ejemplo de esa urdimbre de organizaciones protegidas y financiadas por Estados Unidos, la Unión Europea y la OTAN son los "Cascos Blancos" infiltrados en Siria con la función de desinformar, combatir, espiar, manipular y crear expedientes de funcionarios, mapas de las posiciones del ejército de Siria y participar en la elaboración de planes guerreristas en contra del gobierno del presidente Bashar al-Assad.
Esta utilización del terrorismo por parte de Estados Unidos y la OTAN en todas sus dimensiones como una gran red, que abarca todas las acciones que van desde combatir con armas, causar caos en zonas urbanas, tratar de asimilar la cultura religiosa de un pueblo para manipularlo, hasta la propaganda masiva en los distintos medios de comunicación donde resaltan su supuesto heroísmo, o para manipular psicológicamente a través de informativos tergiversados, sirvió a las potencias occidentales como un laboratorio de prácticas y ensayos, que posiblemente sean utilizadas en futuras intervenciones en otros países.
Las derrotas continuas que ha ejecutado el ejército sirio y aliados a los grupos terroristas infiltrados en Siria, también han sido una derrota para Estados Unidos, Israel, la Unión Europea, los países del golfo árabe-pérsico, Turquía y la OTAN, que han visto cómo su poder e influencia sobre Siria ha disminuido, poniendo en evidencia las debilidades del sistema político y militar de Occidente, mientras las fuerzas militares como las de Rusia, Siria e Irán sobresalen ante los ojos de la comunidad internacional.
"Durante los últimos siete años de agresión, el ejército sirio ha demostrado al mundo que es una escuela de sacrificio, valentía y patriotismo, y que con su fortaleza ha hecho posible derrumbar las murallas del terrorismo", afirmó el presidente Bashar al-Assad durante la Celebración de los 73 años de la Fundación del Ejército Árabe Sirio.
El triunfo del ejército sirio sobre los grupos terroristas al sur de Siria generó de inmediato que los cascos azules de la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (UNDOF por sus siglas en inglés, que habían sido expulsados por el Estado Islámico en agosto de 2014) se desplegaran nuevamente a sus posiciones en la línea de demarcación del territorio en reclamación del Golán, bajo la protección de la policía militar rusa, que estableció ocho puntos de observación para preveer cualquier provocación de la parte israelí, ocupante desde 1973 del referido territorio sirio.
La recaptura por parte del ejército de Siria y aliados de casi todas las zonas y territorios del país, invadidos por grupos terroristas, también ha provocado que Estados Unidos de Norteamérica, quien tenía fuerzas militares estacionadas en el campo meridional de la provincia de al-Hasakah en la base militar improvisada en Rumailan, al norte de la provincia, esté trasladando su personal y equipos bélicos hacia la base de Ain al-Assad, en el norte de Irak.
Sin embargo, ahí permanecerán tropas europeas, en su mayoría francesas, y un número limitado de británicos e italianos, que, según ellos, es para proteger a la población kurda, aunque la presencia de estas fuerzas militares occidentales en territorio sirio es considerada violatoria de las leyes y de las convenciones internacionales, porque no tiene la aprobación o la invitación del gobierno del presidente Bashar al-Assad.
En síntesis, son fuerzas militares invasoras que están vulnerando la integridad territorial, agrediendo la soberanía de un pueblo y violando el principio de la igualdad de derechos y de la libre determinación de los pueblos, consagrado en la Carta de la ONU y en los Acuerdos Internacionales sobre Derechos Humanos.
La victoria del ejército sirio y los aliados sobre los grupos terroristas ha anulado otros planes geopolíticos y geoestratégicos de Occidente. Estados Unidos, la Unión Europea e Israel tendrán que guardarlos para otro momento, si las circunstancias y la historia se los permite, y uno de ellos es el plan para dividir a la República Árabe Siria en varios Estados, basados en criterios étnicos o religiosos, con el fin de asegurar la posibilidad de expansión y dominación de Israel en la región.
También anula la posibilidad de expansión de Turquía y la posibilidad de la creación del Estado kurdo o el Kurdistán.
Con el ondeo de la bandera siria en las ciudades de Daraa, Quneitra y Sweida, al sur de Siria, que Occidente había calificado como zonas de distensión y donde Estados Unidos había infiltrado más de 15 mil hombres armados, la mayoría formando filas en el Frente al-Nusra (un grupo terrorista apéndice de al-Qaeda y del Estado Islámico) y el Ejército Sirio Libre (ESL), cuyos objetivos eran: 1) debilitar las capacidades del ejército de Siria y capturar la capital, Damasco, para derrocar al gobierno del presidente Bashar al-Assad, y 2) declarar la independencia de estos territorios y crear un emirato independiente en el sur de Siria, apoyado por Israel, Jordania y por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, si el Ejército de Siria se atrincheraba para proteger a Damasco.
Los planes de Occidente sobre Siria han fracasado, y todo comenzó el 30 de septiembre de 2015, cuando Rusia aceptó la invitación formal del gobierno del presidente Bashar al-Assad y comenzó a bombardear a los grupos terroristas infiltrados en gran parte del país árabe.
Desde esa fecha, se abrió otro capítulo en la historia mundial y ahora observamos cómo el imperio estadounidense, junto a sus aliados europeos, se han ido desmoronando, tanto así, que hasta su poderío militar ha quedado obsoleto en comparación al desarrollo armamentista de Rusia.
Hoy la defensa y la fuerza del ejército de Siria, en todos sus componentes militares, no es la misma que antes de septiembre de 2015. Hoy cuenta con armas suficientemente potentes como para derribar aviones y misiles enemigos, como lo demostró en los últimos bombardeos e incursiones aéreas bélicas de Israel, Estados Unidos y aliados.
Hoy las tropas del ejército de Siria y los grupos de resistencia armados de la región árabe son los más preparados del mundo para librar cualquier situación de guerra. Estos combatientes se graduaron en el campo de batalla y no en el interior de los cuarteles.
El izamiento de la bandera en la ciudad de Daraa, al que Occidente pretendió llamar "la cuna de la revolución" y que más bien se convirtió en la tumba de todos los grupos terroristas, es una señal del renacer de la nueva República Árabe Siria.

Publicado originalmente en: Misión Verdad

viernes, 27 de julio de 2018

Rojava y el Tío Sam.


Rojava


Rojava y el Tío Sam. Análisis geopolítico más allá de tópicos, medias verdades y romanticismos de la izquierda posmoderna occidental.


Con los kurdos hay una sobre idealización que hace que desde occidente y desde posturas de la izquierda postmoderna se les pase todos los actos políticos y militares, aunque muchos de ellos sean colaborar con el imperialismo de los EEUU y Francia y con el Ente sionista de Israel.


Circula por los grupos prokurdos occidentales un texto que comienza así “Hace seis años el Estado sirio se descompuso en un conflicto bélico que le supuso la pérdida del control sobre el territorio”, lo que a esta gente se les olvida es que no se descompuso, sino que fue agredido por una cruenta guerra planificada ya desde 2001 por el Departamento de Defensa de los EEUUe impuesta por varios actores imperialistas y potencias regionales como Turquía, Arabia Saudí e Israel. El texto continua “Al calor de las revueltas del pueblo de Siria de las primaveras árabes, Rojava declaró la Autonomía Democrática frente al genocidio de Turquía y la guerra abierta por el fascismo del Daesh”. Pues va a ser que, aunque algunos sectores libertarios, troskistas y postmodernos se crean este cuento, la realidad de lo que ha ocurrido en el norte de Siria desde 2013 a nuestros días es bien distinta.
Entre 2013 y 2014 se produjo el ataque del Daesh contra el norte de Siria, donde la mayor parte de los milicianos también eran de origen kurdo, porque sí, también hay kurdos sunís wahabitas. El Estado sirio entonces invitó a las milicias del PYD (Partido de la Unión Democrática), uno de los partidos kurdos en Siria y que está en principio hermanado con el legendario PKK, para que se integraran en las NDF (Fuerzas de Defensa Nacional) y poder de esa manera realizar una defensa coordinada de la zona. La dirección político-militar del PYD se negó a ello y dijo no a realizar una defensa conjunta con Damaso. Con un país agredido en más de 70 frentes de combate el Ejército Sirio abandonó la muy poco habitada zona del norte de Siria para concentrar sus efectivos y sus contraataques en las zonas más habitadas, lo cual entra en la lógica de cualquier defensa por mucho que eso moleste a los idealistas prokurdos.
La decisión del PYD de ir solo a la guerra contra el Daesh y sus hermanos kurdos wahabitasse demostró un desastre militar en toda regla ya que estos últimos tomaban los pueblos del norte de Siria casi sin lucha hasta que finalmente rodearon Kobane, o podríamos decir también, Ayn al-Arab. En ese momento las milicias de autodefensas kurdas (YPG e YPJempezaron a recibir la ayuda de la USAF (Fuerza Aérea de los Estado Unidosy de otros países de la OTAN que ya operaban ilegalmente en los cielos de SiriaFue esta intervención aérea la que hizo que Kobane no cayera en manos de las milicias del Daesh y la propaganda occidental empezó a vendernos el discurso de la valentía de los kurdos y especialmente de las kurdas en un intento de prepararnos un gran producto de marketing llamado “La Confederación Democrática del Norte de Siria” también conocida como la “Revolución de Rojava”. A esto le acompaña el mito que fueron los kurdos los que acabaron con el Daesh en Siria y que conquistaron su capital Raqqa aunque para la conquista de esta ciudad árabe de Siria se la bombardeara hasta dejarla en escombros incluso, se cree que incluso con armamento prohibido, por parte de la USAF y el resto de aviones de la OTAN, el número de muertos civiles en Raqqa a día de hoy todavía se desconoce pero la cifra podría asustar por su elevado número.

Los kurdos, los kurdos en Siria, Rojava y el Tío Sam.

Rojava
Manifestación en apoyo del referéndum en Erbil , Kurdistan iraquí. Fuente: HispanTV.

Pero vamos a hablar un poco de los kurdos, los kurdos de SiriaRojava y el Tío Sam. Primero,entre los kurdos hay de todo como en botica, hay kurdos de derechas y kurdos de izquierdas y kurdos nacionalistas y kurdos no nacionalistas. Solo en Turquía hay decenas de partidos kurdos y algunos de ellos incluso apoyan o apoyaron a Erdogan. En Irak los kurdos de Barzani han sido pieza fundamental en la agresión que sufrió el país en 2003 y son notables sus estrechos lazos de colaboración con el Ente Sionista de Israel. Segundo, en Siria jamás ha existido un problema kurdo entre otras razones porque la población kurda en Siria siempre ha sido muy minoritaria y no fue hasta la llegada de refugiados kurdos de origen turco escapando de la represión de Ankara que en el norte de Siria se empezara a ver una presencia significativa de población kurda. Y por supuesto sería totalmente engañarse a uno mismo y engañar a los demás pensar que kurdos de Siria y PYD son lo mismo como nos quieren hacer creer desde algunas organizaciones prokurdas occidentales. Las milicias de las YPG e YPJ no llegara a los 20.000 efectivos y en el multiétnico ejército sirio habrá por lo menos los mismos efectivos kurdos sino más, porque igual lo que se desconoce es que los kurdos que habitan en otras zonas de Siria como DamascoAleppo o Homs se sienten tan sirios o sirias como el restoy están en todas las estructuras de la vida pública y política como lo están los árabes, los armenios, los drusos, los asirios…Y sí, los kurdos no tienen ninguna ventaja étnica sobre el resto de los pueblos que conforman el Estado sirio y eso es algo a defender y es una de las esencias de la feroz resistencia y lucha que el multiétnico pueblo sirio está plantando a la agresión imperialista. No se puede permitir que la minoría de una minoría, el PYD, marque la agenda política de todo un país y mucho más cuando ese país es una presa muy apetecible para el imperialismo y las potencias regionales como Turquía, Arabia Saudí y el Ente sionista.

Hace unos días el diario ruso Sputnik publicó unas declaraciones de uno de los líderes del PYD, Evvas Eli, que anunciaba que EEUU no iba a retirar sus fuerzas de Siria y que las FDS habían firmado un acuerdo de ayuda militar a 10 años.

¿Quiénes son las SDF o FDS?

Rojava
Milicianos kurdos haciendo guardia en un blindado de los EEUU. Fuente: El Confidencial.

Las autodenominadas Fuerzas Democráticas Sirias es otro de los grandes productos de marketing fabricados por la administración de los EEUU, formado en su gran mayoría por lasmilicias kurdas del PYD (YPG y YPJ) y algunas milicias árabes muchas de ellas extremistas wahabitas e incluso exDaesh, ocupan el Norte y el Este del río Éufrates y sirven de paraguas para la ubicación de 22 bases militares de los EEUU y alguna que otra francesa ilegalmente en territorio sirio. En cualquier otra circunstancia al PYD y a sus milicias de las YPG e YPJ se las llamarían fuerzas colaboracionistas con el ocupante.
Pero con los kurdos hay una sobre idealización que hace que desde occidente y desde posturas de la izquierda postmoderna se les pase todos los actos políticos y militares, aunque muchos de ellos sean colaborar con el imperialismo de los EEUU y Francia y con el Ente sionista de Israel. ¿Por qué entonces sino no se les llama colaboradores? Que alguien me explique como se les llama a los que han permitido a presencia de 5.000 soldados yanquis ilegalmente en territorio sirio. Y no contentos con esto en las propias declaraciones de las FDS, habría combatientes a sueldo saudíes y comandantes de este país junto con comandantes kuwaitíesy de emiratos árabes en las bases de las FDS kurdas. Arabia Saudí, referente del eco-feminismo libertario y nótese la ironía, que mandaron mercenarios salafistas para masacrar a los árabes, kurdos, asirios o yazidies ahora codo con codo con las FDS.
Si finalmente los EEUU deciden lanzar a las FDS contra el Estado sirio ¿En que bando va a tomar partido esa izquierda postmoderna? ¿Se puede hablar de revolución en Rojava con el US Army y los Navy SEAL como patrocinadores? ¿el feminismo de las YPJ es formar un Consejo la zona de Deir Ezzor con 90 ancianos tribales y 5 mujeres que ni pinchan ni cortan?
Y ahí reside el problema, si finalmente los EEUU deciden lanzar a las FDS contra el Estado sirio ¿En que bando va a tomar partido esa izquierda postmoderna? ¿Se puede hablar de revolución en Rojava con el US Army y los Navy SEAL como patrocinadores? ¿el feminismo de las YPJ es formar un Consejo la zona de Deir Ezzor con 90 ancianos tribales y 5 mujeres que ni pinchan ni cortan?Porque a mí personalmente me alegra que entre la población tribal kurda el discurso feminista empiece a calar, pero donde la mujer en Siria tiene las mayores cuotas de empoderamiento en justo en la zona árabe, en Damasco y en Aleppo entre otras.
El imperialismo está teniendo un gran revés en sus planes de derrotar al gobierno sirio, que con todo lo criticable que pueda tener es el más progresista de todo Oriente Medio, y ahora mismo está reajustando su agenda y si no pueden derrotar a Damasco parece que el nuevo plan pasa por la balcanización de un país que ha sido casa y refugio de palestinos, kurdos y libaneses.
Israel y Arabia Saudí ya lo están anunciado públicamente, quieren un Estado kurdo que debilite a los países árabes que le hacen sombra o que son freno a sus planes expansionistas: Siria, Irak e Irán.
Pablo Gartzia
Publicado originalmente en: Revista La Comuna




viernes, 13 de julio de 2018

¿Qué significa la batalla de Daraa?

por Thierry Meyssan

Thierry Meyssan cuestiona la narración que la prensa occidental y los medios de las monarquías difunden al mundo desde hace 7 años sobre el inicio de las hostilidades en Siria. El autor analiza los hechos en base a nuevos elementos que han salido a la luz pública desde aquel momento. Como toda ciencia, las ciencias políticas se acercan a la verdad cuando uno se interroga sobre conclusiones anteriores e integra nuevas observaciones al razonamiento sobre los hechos.

JPEG - 38.8 KB

Los occidentales están viendo la batalla de Daraa como el símbolo del fracaso de lo que ellos apoyan. Esa interpretación es correcta, pero no en el sentido que ellos le dan. Es necesario retomar los acontecimientos que desataron las hostilidades.
A partir del 4 de febrero de 2011, una misteriosa cuenta de Facebook identificada como «Syrian Revolution 2011» llamó a realizar manifestaciones contra la República Árabe Siria todos los viernes, día de la gran plegaria musulmana. Utilizando única y exclusivamente símbolos sunnitas, aunque decía expresarse en nombre de todos los sirios, esa cuenta de Facebook marcó la pauta de los acontecimientos durante varios años.
Según la televisión qatarí Al-Jazeera, 15 adolescentes, y posteriormente 8 de sus compañeros, fueron arrestados en Daraa el 16 de febrero de 2011 por haber pintado en las paredes consignas hostiles al presidente Assad. Aquellos adolescentes fueron supuestamente torturados y el responsable local de la seguridad habría insultado a sus padres. Hasta el día de hoy, aunque se confirmó que varios menores fueron detenidos durante algunas horas por la policía, nunca llegaron a demostrarse las torturas ni los insultos. Los videos y entrevistas divulgados por la prensa británica y estadounidense son ciertamente espantosos pero no tienen nada que ver con los reportajes qataríes originales, ni con lo que se comprobó en el lugar de los hechos.
El 22 de febrero del mismo año 2011, el senador estadounidense John McCain, también presidente de una de las ramas de la NED (la National Endowment for Democracy [1], uno de los servicios secretos de lo que se conoce como los «Cinco Ojos» [2] está en Líbano. Allí pone en manos del diputado libanés Okab Sakr, seguidor del clan Hariri, el envío de armas a los grupos antigubernamentales que operan contra Siria. También visita la localidad libanesa de Ersal, donde decide implantar lo que será una base de retaguardia de los yihadistas.
El 15 de marzo, en Daraa, ciudad tradicionalmente favorable al partido Baas, se produce una manifestación de funcionarios cuyos participantes presentan varios reclamos a los que el presidente y el gobierno sirio responden, el 17 de marzo, con la adopción de importantes medidas de carácter social.
También en Daraa tiene lugar, el viernes 18 de marzo, a la salida de la mezquita al-Omari, una manifestación islamista. Los participantes gritan «Alá, Siria, libertad». Pero ese reclamo no es la denuncia de una dictadura. La «libertad» que reclaman los manifestantes de la mezquita al-Omari es la «libertad» para aplicar la sharia, o sea la ley islámica correspondiente a la interpretación más literal del Corán. Durante esa manifestación varios policías y manifestantes son abatidos por disparos de origen desconocido. Lo más probable es que, como ya había sucedido en Venezuela [3], en Libia y en otros países, en Daraa hubo francotiradores de una tercera parte encargados de disparar simultáneamente contra manifestantes y policías para crear una situación de guerra civil que debía justificar la intervención extranjera. A partir de ese momento, crece la violencia. El Palacio de Justicia y sus archivos son incendiados y un grupo de amotinados ataca, no lejos de la ciudad, una instalación de la inteligencia militar destinada a la vigilancia de las tropas israelíes presentes en el Golán ocupado.
El senador McCain reconoció posteriormente que estaba en contacto permanente con los cabecillas yihadistas –incluyendo los líderes del Emirato Islámico (Daesh)– y comparó la estrategia estadounidense contra Siria con la agresión de Estados Unidos contra Vietnam, o sea toda alianza es aceptable con tal de liquidar al enemigo [4]. Ante la evidencia acusatoria de una grabación de sus conversaciones telefónicas, el libanés Okab Sakr reconoció haber supervisado el envío de armamento a los yihadistas que operaban contra Siria [5]. Por su parte, el general saudita Anwar al-Eshki (negociador oficial de Arabia Saudita ante Israel) se jactó posteriormente de que Riad había enviado previamente armas a la mezquita al-Omari [6]. Aunque fueron los únicos que se beneficiaron con aquellos hechos, los israelíes siguen negando su papel en el ataque contra el centro de la inteligencia militar siria encargado de vigilar la actividad militar israelí en el Golán ocupado.
Sea cual sea la interpretación que se haga de esos hechos, lo cierto es que están muy lejos de ser resultado de un movimiento popular y que son más bien fruto de una maniobra bien preparada y orquestada en la que estuvieron implicados en aquel momento al menos Estados Unidos, Arabia Saudita e Israel.

Según la prensa occidental, la «caída» de la «cuna de la revolución» marca el fin de toda esperanza de «derrocar a Bachar al-Assad». Pero, ¿no sería más justo decir que la República Árabe Siria, su pueblo, su ejército y su presidente acaban de liberar la «cuna de la agresión externa»?

Fuente 

Publicado originalmente en: Red Voltaire


[1] «Las redes de la injerencia “democrática”», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 21 de noviembre de 2004; «La NED, vitrina legal de la CIA», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 11 de octubre de 2010.
[2The Five Eyes, o sea los “Cinco Ojos” es la denominación que recibe en el mundo de los servicios de inteligencia el conjunto de los servicios de espionaje electrónico y escucha de las comunicaciones internacionales a nivel mundial implantado por Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Canadá y Nueva Zelanda. Nota de la Red Voltaire.
[3] El 11 de abril de 2002 se produjo en Caracas, la capital de Venezuela, el incidente conocido como los “Sucesos del Puente Llaguno”, donde partidarios y opositores del presidente Hugo Chávez, así como miembros de las fuerzas del orden y simples transeúntes, cayeron abatidos por disparos de origen desconocido generándose así un enfrentamiento cuyo saldo final fue de 19 muertos y 72 heridos de ambos bandos. Para una información pormenorizada y fidedigna sobre esos hechos, ver el documental de Ángel Palacios Puente Llaguno, claves de una masacre. Nota de la Red Voltaire.
[5] «Diputado libanés dirige el tráfico de armas hacia Siria», Red Voltaire , 5 de diciembre de 2012.


martes, 26 de junio de 2018

El papel de Amnistía Internacional en la guerra contra Siria.



Amnistía Internacional, en su página web en su sección Actúa, en abril de 2012, pedía la colaboración de los ciudadanos e indicaba que ya había recogido 11.962 firmas para supuestamente pedir el fin de la represión en Siria. Encabezaba el titular como: ¿Por qué calla el mundo ante la situación en Siria?, mencionando en el texto que estaban haciendo presión, y pidiendo ayuda para hacerla, hacia gobiernos como: Brasil, India o Sudáfrica, con el fin de que “demuestren su liderazgo apoyando una resolución firme y jurídicamente vinculante que ayude a parar el baño de sangre en Siria”. ¿A qué tipo de resolución se refiere Amnistía Internacional?, ¿a una como la 1973 aplicada a Libia?, ¿a la supuesta Responsabilidad para Proteger que ha conducido a la destrucción del país libio y a la llegada de los fundamentalistas y mercenarios islamistas junto a los miles de asesinatos y violaciones?, ¿a otro bombardeo criminal de la  OTAN matando miles de civiles? Preocupan estas cosas. Aunque Amnistía Internacional (AI) pueda decir que no aprobaba todo esto, sí aprobó la actuación de Naciones Unidas en Libia y lo hizo amparándose en datos falsos, como hemos visto en el capítulo sobre los medios de comunicación. Gadafi no bombardeo ni atacó a la población civil, no había motivos para ninguna intervención militar. Y no debe de olvidar AI que esa Responsabilidad para Proteger elaborada en 2005 no está en la Carta de las Naciones Unidas, porque es un cajón de sastre que puede valer, como ha valido en Libia, para arruinar a un país y condenarlo a la represión y muerte real ejercida por los islamistas y a la explotación colonial exterior. Siguiendo con ese comunicado vemos que culpabiliza de las muertes de civiles a las fuerzas de seguridad sirias y no habla para nada de los mercenarios islamistas que han entrado en el país, que como bien debe saber AI están extendiendo el terror y causando estragos en la población civil. 1, 2 Tampoco dice nada sobre que ya, hacia finales del año 2011, más de 2.000 muertos eran de las propias fuerzas de seguridad sirias, algo llamativo. Si hubiese 2.000 soldados israelíes muertos en una lucha con los palestinos, ¿qué pasaría?, ¿qué no se justificaría para aprobar las acciones militares de Israel?, mejor no preguntarlo, creo, porque con tan solo dos o tres soldados israelís fallecidos se justifican bombardeos que matan a millares de civiles.

Respecto a las muertes de civiles, de acuerdo a las investigaciones con rigor, muestran que los responsables son las organizaciones islamistas financiadas desde el exterior, 1, 3  y esto no se menciona en el informe de AI. Otra cosa que llama la atención es que no cita las fuentes de donde han obtenido esa información y, esto, es necesario. 

Amnistía Internacional además, lanzó informaciones que no eran ciertas, como el caso de la mujer Zeinab al-Hosni, que supuestamente había sido: “decapitada, mutilada y despellejada en una cárcel Siria”, 4pero que luego apareció viva ( Dalia González Delgado. Siria: denuncian que había sido torturada y decapitada... y reaparece viva en televsión. Contrainjerencia. 08.12.2011).

 ¿Qué pretende Amnistía Internacional con esto? ¿Culpabilizar de todo al gobierno sirio y callar ante las atrocidades  cometidas por los fundamentalistas y quienes les apoyan? Amnistía tampoco ha demostrado todavía con pruebas los crímenes de civiles atribuidos por ellos al gobierno. 

¿Por qué el mundo calla? o ¿por qué Amnistía calla ante ciertas cosas? ¿Quieren hacer el clima favorable a una guerra? Desde luego sus hechos no son ni de lejos los que corresponderían a una organización ecuánime y que realmente busca proteger los derechos humanos y la paz.

AI ya había mostrado su parcialidad, falta de rigor y de ética informativa y humanitaria el 25 de octubre de 2011 en su informe: Crisis Sanitaria, sobre los hospitales en  Siria, en el que indicaba cosas como que ciudadanos heridos en las protestas “habían sido agredidos físicamente en los hospitales del gobierno por la plantilla médica, y en algunos casos se les negó el cuidado médico, mientras otros que habían sido llevados al hospital fueron detenidos o habían simplemente desaparecido”. Estas “informaciones” fueron claramente criticadas por el profesor Franklin Lamb, que además era miembro de Amnistía, porque no estaban basadas en fuentes fiables y verificadas. Entre estas fuentes estaba Al Jazeera, en manos de la dictadura catarí, cuyo papel y sesgo descarado en la cuestión Siria es obvio dada su enemistad con el gobierno de este país. Pero lo que es más grave e importante, se volvía a acusar sin evidencias, según indica Lamb. Este profesor, además había estado visitando varios hospitales sirios recientemente y les comentó lo que había dicho AI, que por cierto, no había contactado con ninguna plantilla médica e indicaba que se basaba en un testigo anónimo. El personal sanitario calificó lo dicho por AI como una “difamación gratuita a la comunidad médica siria”. Franklin Lamb ofrece los nombres de los doctores y los lugares donde estuvo, así como el contacto por teléfono o por mail para hablar incluso con los pacientes. Termina su artículo indicando:

El hecho de que AI parezca haber sido algo perezosa en su trabajo y continúe dándole mucha publicidad a su profundamente errónea “investigación” es clamoroso.
AI además falló en cumplir con el estándar de trabajo de investigación, que quienes continuaremos en apoyar y respaldar su trabajo por los derechos humanos esperamos. 5

Además, AI, en otra campaña de las suyas que pretende centrar las iras de la gente en alguna persona demonizada, acusaba al Gobierno sirio de cometer crímenes contra la humanidad y de haber matado a centenares de mujeres, además de cargarle con 6.000 muertos, otra vez todos para el gobierno  sin aportar pruebas y sin mencionar a los terroristas islámicos.  En esta campaña, también solicitaba que se enviasen cartas a la mujer del presidente Bashar al Assad para que interviniese y parase esa supuesta masacre de mujeres que hacía su marido. No hace falta decir que esa misma carta y esa misma campaña la podía haber hecho enviándosela a Hillary Clinton, responsable directa del brutal ataque de la OTAN y de los islamistas sobre Libia, que ha matado miles de civiles, entre ellos muchas mujeres y niños, y que ha conducido a que muchas mujeres libias hayan sido y sean objeto de violación, humillación y discriminación por los fanáticos que controlan ahora el país. Amnistía Internacional no envió, como era de esperar, ninguna carta a la Sra. Clinton, lo que muestra su hipocresía y falsedad, porque en este caso sí tenía unas pruebas contundentes con hechos reales y crímenes reales, pero aquí no actuó. Si además decimos que como Directora Ejecutiva de AI en EE.UU. está Suzanne Nossel, asistente de Hillary Clinton y ex asistente de Richard Holbrooke, famoso este también por sus falsedades en la guerra en Yugoslavia, entonces se entiende todo. También la función y el papel de Amnistía. Sobre la Sra. Nossel tenemos lo siguiente:

El consejo de administración de Amnesty International USA estimó que el trabajo de Suzanne Nossel en las administraciones de los presidentes Bill Clinton y Barack Obama constituye una garantía de su competencia, obviando sin embargo los crímenes que ambas administraciones cometieron en Yugoslavia, Afganistán, Irak y Líbano, entre otros países.
La señora Nossel dio inicio a diversas campañas contra Irán, Libia y Siria. En los últimos meses se destacó en la campaña de mentiras destinada a intoxicar el Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, para lograr que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptara una resolución que autorizara la guerra contra Libia. Finalmente las acusaciones de la señora Nossel quedaron desmentidas. 6

Sin ir más lejos, la propia Nossel,  a la cabeza de  Amnistía Internacional USA, invitó a Madeleine Albright y a otros oficiales del Departamento de Estado para hablar en su  fórum de mujeres de la OTAN; y no era la primera vez que parecía hacer migas AI con la secretaria de Estado responsable de decir que las sanciones que provocaron la  muerte en Irak, por las sanciones económicas, de posiblemente más de un millón de civiles, la mayoría niños, valían la pena, que era un precio que valía la pena pagar. ¿No debería haber llevado Amnistía a Albright y a otros, como Bush, Chenney o Blair ante una Corte Penal Internacional? No, no los llevaron, no lo creyeron oportuno, en cambio sí fueron a por los enemigos oficiales de la Administración estadounidense, tuviesen o no culpa en delitos contra los derechos humanos.

Poco después de convertirse en Directora ejecutiva, Nossel, en enero de 2012, moderó una mesa redonda en el Wellesley College, compartiendo mesa con Albright. Y allí, en esa misma mesa, incitó de la siguiente forma no a la paz y al diálogo, sino más bien a la agresión militar, como se hizo en Libia, falsificando claramente los hechos y sucesos en Siria:

Ahora como cabeza de Amnistía Internacional-USA, un punto de gran frustración y consternación para las organizaciones de derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil durante los últimos ocho o nueve meses, ha sido el fracaso del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar, de alguna forma, las muertes de ahora 5.000 civiles en Siria por parte del presidente Assad y su ejército. 12

¿De qué fuente?, ¿de qué informe o informes con rigor puede Amnistía decir que el gobierno es responsable de la muerte de 5.000 civiles? ¿Es necesario que recordemos lo que están diciendo los informes realizados por los investigadores, que en cada caso estudiado con cierto rigor han atribuido las muertes deliberadas de civiles fundamentalmente y principalmente a los fundamentalistas islámicos, que en su gran mayoría provienen del extranjero? Recordamos algunos de ellos para su consulta en la bibliografía: 1, 2, 3, 7, 8, 9, 10, 11, 16

Amnistía parece que a base de repetir algo una y otra vez, como hacen los medios de comunicación de las corporaciones, quiere convertirlo en evidencia; los hechos, sin embargo, son diferentes. Toda esta falsedad y este juego poco limpio de esta organización supuestamente humanitaria le pasará factura en el futuro, porque no podrá decir que estaba interesada en resolver un conflicto, en apostar por la paz y los derechos humanos, sino que lo que realmente está haciendo es servir al juego de los intereses del poder, a los intereses de las corporaciones. Hasta tal punto es así que la propia Nossel, en ese discurso, se lanzaba a afirmar en un lenguaje bélico y despiadado lo que ni Albright ni el propio Obama se atreverían a decir en público por pudor:

La primavera pasada el Consejo de Seguridad consiguió formar una mayoría para una acción enérgica en Libia y fue al principio muy controvertido, [causando] muchos recelos entre los miembros del Consejo de Seguridad. Pero Gadafi cayó, ha habido una transición allí y creo que uno habría pensado que esos recelos se habrían apagado. ¿Cómo explicarían esto y cuál creen que es el ingrediente que falta para romper el estancamiento y conseguir que el Consejo de Seguridad esté a la altura de sus responsabilidades en Siria? 12 

Coolen Rowley, el analista que comenta este discurso, dice cómo  hasta la experimentada Albright se veía sorprendida por esa actitud tan directa de  la directora de Amnistía Internacional y cómo ella y otros se mostraban escépticos sobre lo que se podría conseguir con un ataque a través de bombardeos como se hizo en Libia. Esto es triste, que hasta los más experimentados responsables de guerras se muestren más cautos y cuidadosos en el tema de la guerra que una supuesta organización humanitaria dice mucho sobre Amnistía y dice muy mal. Los miles de civiles muertos por el bombardeo de la OTAN y por los mercenarios islamistas que han invadido el país convirtiéndolo en una ruina social y económica parece que no suponen gran cosa para esta organización, llamándolo acción enérgica y olvidándose de sus desastrosas consecuencias para los derechos humanos y las vidas de tantas y tantas personas.

Tony Cartalucci, el experto analista político estadounidense, recuerda que Amnistía Internacional recibe financiación del Open Society Institute de George Soros, además del Departamento para el Desarrollo Internacional de Gran Bretaña y de la Unión Europea. Demasiados intereses y demasiados vínculos al mundo del poder y de las corporaciones como para esperar justicia y ecuanimidad en sus actuaciones. Y de hecho su comportamiento, como lo estamos viendo, lo delata claramente.

En el caso sirio ha seguido con su campaña y sus  acusaciones, también, cómo no, contra Rusia: Rusia: no más excusas, plántate contra el baño de sangre en Siria,  13 indicaba la organización. Cuando Rusia lo que ha hecho en realidad es pedir un diálogo para solucionar los problemas y a diferencia de otros países e instituciones también ha denunciado la violencia de los grupos islamistas armados. Pero no quiere caer en el error y en la locura que supuso la anterior actuación de las Naciones Unidas en Libia, que permitió el criminal y despiadado bombardeo de la OTAN.

Amnistía perversamente intenta tergiversar en torno a la violencia y malestar claramente fomentado por occidente dentro de Siria como de alguna forma el resultado del rechazo de Rusia a capitular ante otra intervención de la OTAN. Una intervención, debe ser indicado, que seguro que va a crear una gran extensión de la violencia, divisiones étnicas y derramamientos de sangre a lo largo de Siria, además del saqueo por las corporaciones occidentales deseosas de ocupar el vacío cuando el poder nacionalista sirio sea quitado violentamente como fue en Libia. 13

Amnistía no habla de la financiación y apoyo exterior a los fundamentalistas que han entrado en Siria, algunos de ellos procedentes de Libia, ni tampoco de la participación de los servicios de inteligencia estadounidenses, británicos o incluso israelíes en el proceso de desestabilización de Siria.14,15,16

La respuesta al doble rasero e hipocresía de Amnistía Internacional cuando indica: “¿Cuántas víctimas más deben sufrir antes que Rusia tome una postura decisiva contra los crímenes contra la humanidad en Siria?”, puede ser una pregunta más contundente todavía:

¿Cuántas víctimas más deben sufrir antes de que el mundo tome una postura decisiva contra Wall Street y Londres en su matanza global extendiéndose de Libia a Siria, en Irán, a lo largo de Irak y en las montañas y pueblos de Afganistán? 13

Me da la impresión que AI no va a hacer campaña contra esta barbarie mucho mayor y que tiene un claro causante.

¿AI defiende los derechos humanos o qué defiende? Atacar al débil y hacer reverencias y favores al poderoso no es propio de una organización humanitaria, sino de la servidumbre, con incluso implicaciones criminales.

De: Mikel Itulain. JUSTIFICANDO LA GUERRA.

Referencia
Mikel Itulain. Los medios de comunicación y la  guerra en Libia. Enlace

Notas:

1.    Der Spiegel: Los armados en Homs mataron a cientos de secuestrados y los enterraron en fosas secretas. 6.4.2012. Tercera Información.
2.    Michel Chosudovsky.  The Pentagon´s “Salvador Option”: The Deployment of Death Squads in Iraq and Syria. Global Research. 16.8.201
3.    Syria: Terrorist Groups Committed Atrocious Massacre in Homs to Elicit international support against Syrian Government. Global Research. 12.3.2012.
4.    Zeinab al-Hosni: decapitada, mutilada y despellejada en una cárcel Siria. El Mundo, 29.9.2011.
5.    164.Franklin Lamb. Amnesty International´s flawed Syrian hospitals “Investigation”. Eurasia review, 31.10.2011.
6. Voltaire Network. Hillary Clinton aide at the helm of Amnesty International USA. Land Destroyer Report, 4.1.2012.
7.    Thierry Meyssan. Propaganda War: The Houla Massacre Committed by the West´s “Free Syrian Army” but they accuse Syrian Gov´t. 4thMedia, 7.6.2012.
8.    Agenzia Fides. “The desolation of Homs and the war of information”: the words of a greek-catholic Archimandrite. 4.6.2012.
9.    German Intelligence estimates about “90 terror attacks” attribute to the “al-Qaeda” which is all over  Syria. 4th Media. 25.7.2012
10.    Michel Chossudovsky. Who is behind the atrocities? Global Research, 30.7.2012.
11. Tony Cartalucci. Ending Syria´s violence. Land Destroyer, 16.7.2012.
12. Coleen Rowley. Are Human Rights becoming a tool of US “smart power”? War is a crime.org, 27.8.2012.
13. Tony Cartaluci. Amnesty International´s ultimatum to Russia. Land Destroyer Report. 15.3.2012.
14. Red Voltaire. Intelectual norteamericano denuncia desde Damasco: <>. 28.11.2011
15. Mahdi Darius Nazemroaya. Libya and Siria: Western-led military operations.Eurasia. 1.8.2011.
16. Tony Cartalucci. Syrian rebels are foreign backed terrorists. Land Destroyer Report. 17.3.2012.


Publicado originalmente en: ¿Es posible la paz?